Despliega el menú
Nacional

El detenido por el asesinato de Laura Luelmo confiesa el crimen

Bernardo Montoya tiene 50 años y cuenta con antecedentes.

Bernardo Montoya.
El detenido por el asesinato de Laura Luelmo confiesa el crimen
Vocento

Bernardo Montoya, el hombre de 50 años detenido por su implicación en la muerte de la joven zamorana de 26 años Laura Luelmo, ha confesado el crimen.

Fuentes de la investigación han informado que el detenido ha reconocido a primera hora de esta mañana en dependencias de la Guardia Civil de Huelva que mató a la joven.

Según reveló la autopsia practicada este martes al cuerpo, Laura Luelmo, que desapareció el pasado día 12 en El Campillo, murió dos o tres días después de un fuerte golpe en la frente. 

Ahora los investigadores tendrán que determinar si durante esos dos días -del día 12 al 14 o 15 en el que se ha fijado su muerte- la joven estuvo con vida retenida en algún lugar o si, por el contrario, fue arrojada ya muerta a la zona donde fue hallada el lunes a varios kilómetros de la casa donde residía en El Campillo desde principios de mes para hacer una sustitución en el instituto de Nerva, un pueblo cercano.

Fuentes consultadas aseguran que una de las piezas claves para esclarecer el crimen es también el móvil de la joven que todavía no se ha encontrado, así como el análisis del teléfono del detenido a fin de concluir el posicionamiento de ambos terminales todos esos días.

Mientras, Bernardo Montoya, detenido en las proximidades de El Campillo, permanece en la comandancia de Huelva a donde fue trasladado de madrugada desde el cuartel de la localidad de Valverde del Camino.

Los investigadores tienen un plazo de 48 horas para pasar al arrestado a disposición judicial, si bien puede prorrogarse hasta las 72 horas, un tiempo en el que se espera que sea trasladado a la localidad de El Campillo para la reconstrucción de los hechos.

Todo apunta que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil practiquen nuevas diligencias para aclarar el crimen, cuya investigación ha sido declarada secreta por parte de la titular del juzgado de instrucción número 1 de Valverde del Camino.

El cadáver de Laura Luelmo continúa en el Instituto Anatómico de Huelva, pues no se descarta que le sean practicadas más pruebas forenses.

Quién es Bernardo Montoya

Montoya acababa de salir de prisión el pasado mes de octubre tras cumplir una condena de 20 años por el asesinato de una anciana. Los hechos ocurrieron el 13 de diciembre de 1995 cuando Bernando entró por la ventana en la vivienda de la víctima, Cecilia Fernández Díaz, de 81 años, a la que asestó varias puñaladas con un machete de grandes dimensiones en la región dorsal y el cuello, que le seccionaron la carótida y la yugular, causándole la muerte.

Dos años después fue declarado culpable y condenado a 20 años de prisión por el asesinato de la anciana, vecina suya en Cortegana y que iba a declarar contra él en un juicio por lesiones. Su defensa alegó que había actuado movido por un síndrome de abstinencia a la cocaína y a la heroína, lo que supuso un atenuante en su condena.

El padre de Montoya aseguró el pasado martes que, si su hijo finalmente resultaba culpable debía pagar por sus actos. Además, quiso pedir disculpas a la familia de la fallecida: "Les doy mi pésame. Si mi hijo lo ha hecho, que lo pague, porque eso no se puede hacer".

En declaraciones el programa 'Andalucía Directo' de Canal Sur, explicó que vio a su hijo por última vez el día en que desapareció Laura, más o menos a la hora en la que la joven zamorana salió a correr.

Etiquetas
Comentarios