Despliega el menú
Nacional

Muere un bebé en Vigo tras nacer en un parto en casa sin asistencia médica

El Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) de Vigo ha enviado un informe al juzgado sobre el caso del recién nacido, que ingresó en el centro el pasado lunes.

El hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde fue trasladado el bebé tras nacer en casa sin asistencia médica.
El hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde fue trasladado el bebé tras nacer en casa sin asistencia médica.

El Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) de Vigo ha enviado un informe al juzgado sobre el caso de un bebé que ingresó el pasado lunes fallecido tras el parto.

La madre, que responde a las inciales T.M.D., de 33 años de edad, fue trasladada al Hospital Álvaro Cunqueiro junto al bebé, según ha confirmado el 061 a Europa Press.

El servicio de Urgencias Sanitarias de Galicia ha informado que recibió una llamada a las 14.00 del pasado lunes día 10 en la que se requería asistencia médica en un domicilio.

Al lugar se trasladaron dos ambulancias, una medicalizada y otra asistencial, que llevaron a la mujer y al menor hasta el Cunqueiro. El bebé falleció antes de entrar en el centro hospitalario, según ha confirmado el Sergas a Europa Press.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha manifestado que el informe del centro sanitario llegó al juzgado de guardia, el número 5 de Vigo, que tiene intención de inhibirse al juzgado número 4 por la fecha en la que ocurrieron los hechos.

Según ha publicado 'La Voz de Galicia' en su edición de este miércoles, se trató de un "parto en casa" y se llevó a cabo "sin el apoyo de ningún profesional sanitario". Según este medio, la pareja ya había tenido otro hijo en su casa. Todo había ido bien y querían repetir la experiencia. En el proceso del alumbramiento, algo fue mal y no se completó la expulsión del niño.

Un bebé nacido en casa con la ayuda de su abuela y la teleasistencia

Otro nacimiento en casa, pero en esta ocasión sin planificar y con final feliz, se produjo a principios de diciembre en la isla de Tenerife. Una abuela ayudó a nacer a su nieto en su domicilio en Los Realejos con la ayuda prestada por un enfermero coordinador del Servicio de Urgencias Canario (SUC), a través de la teleasistencia, hasta la llegada de las ambulancias. El parto se desarrolló sin complicaciones y ambos se encuentran en buen estado de salud.

El enfermero del SUC, servicio dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, atendió la llamada de una mujer embarazada, que se había puesto de parto en su casa. A través del interrogatorio realizado a la alertante -su madre-, el enfermero constató que la afectada se encontraba ya en trabajo de parto, por lo que desde el Centro Coordinador se activaron dos ambulancias para que acudieran al domicilio mientras el enfermero se mantenía en contacto telefónico con la madre de la parturienta.

Tras transmitirle la tranquilidad necesaria, el enfermero coordinador del SUC señaló a la futura abuela los pasos a seguir para ayudar a su hija y que el parto se desarrollara con seguridad. Entre otros consejos, le indicó que ayudara a su hija a acostarse y adoptar una postura cómoda con las piernas flexionadas. Cuando viera la cabeza del bebé, tenía que ayudarlo a salir atendiendo a sus explicaciones y, una vez fuera, limpiarle la boca con una gasa.

Una vez se produjo el parto, el enfermero le indicó que estimulara al bebé hasta que rompiera a llorar y comprobar así su respiración. Asimismo, le aconsejó que lo pusiera sobre el pecho de la madre, en contacto con su piel, y que lo abrigara. A la llegada de la ambulancia de soporte vital básico, el bebé ya había nacido y el personal sanitario comprobó el estado de madre e hijo, realizó la primera asistencia y procedieron a cortar el cordón.

A continuación, llegó la ambulancia medicalizada que, tras asistir a la madre y al bebé, se encargó de su traslado al Hospital Universitario de Canarias.

Etiquetas
Comentarios