Despliega el menú
Nacional

Vox purgó su propio ideario para eliminar los pasajes más radicales en busca de votantes

La "exaltación del patriotismo" en el aula, la "alianza de civilizados", la "recuperación de las cualidades castrenses" o el "Plan Nacional de Natalidad" ya no figuran.

El presidente de Vox, Santiago Abascal y el candidato a la Junta de Andalucía, Francisco Serrano.
¿Quién vota a Vox?
Efe

El programa con el que Vox ha llegado a las instituciones andaluzas y que ha escandalizado por sus ideas de ultraderecha no es el original. Es, en realidad, una versión, dulcificada del ideario primigenio del partido que fue redactado para las Elecciones Generales de junio de 2016. Aquel programa, que se llamaba "Hacer España grande otra vez" y que ha desaparecido de los archivos públicos del partido, contenía 500 propuestas, frente a las "100 medidas para la España viva" presentadas en el acto de Vistalegre del pasado 7 de octubre.

En ese programa original estaban ya las ideas más controvertidas como la de suprimir las autonomías, las policías autonómicas, la ley de violencia de género, la ley de memoria histórica, el Senado o limitar la inmigración. Pero algunas de sus propuestas, sobre todo las que tenían reminiscencias del franquismo o de los fascismos de los años 20 y 30, han sido suprimidas en los últimos meses.

Vox abogaba originariamente por "regular por ley la exaltación del patriotismo" español para que fuera "objeto de enseñanza general" desde los primeros años de escolarización. También ha eliminado otra propuesta con tintes de la dictadura el "Plan Nacional de Natalidad".

"Simples peleas"

Aunque las referencias a la familia tradicional continúan en su programa, el partido ha hecho desaparecer las "medidas" de "apoyo a la estabilidad matrimonial" y contra las "crisis familiares". El partido de Santiago Abascal ya no habla de tocar la ley del divorcio, pero esa reforma sí figuraba hace solo dos años en su ideario, precisamente para acotar las separaciones a fin de "favorecer" esa "estabilidad matrimonial" y la "protección de los hijos".

La formación, en uno de sus puntos más controvertidos y que ha desaparecido también, apostaba en el ámbito de la violencia familiar por "no judicializar actos no penales", "distinguir entre discusiones y maltrato" y "despenalizar las simples peleas" entre cónyuges "diferenciando claramente las situaciones de conflicto de las de violencia".

Vox ya no aboga, como sí hacía, por "la potenciación y recuperación de los valores, virtudes y cualidades castrenses". También ha purgado términos poco correctos políticamente como el de proponer, frente a la "alianza de civilizaciones", una "alianza de civilizados" para "corregir" a la ONU en su "deriva antiliberal, antioccidental y antidemocrática". El partido ya no incluye en su ideario la palabra "abortorios" para referirse a los clínicas de interrupción del embarazo ni la creación de un "Plan de Prevención y Concienciación Social sobre el Drama del Aborto".

Etiquetas
Comentarios