Despliega el menú
Nacional

El terrorista de las Ramblas sobrevivió comiendo higos, uvas y moras tras huir

Abouyaaqoub fue sorprendido el 21 de agosto de 2017 por la policía catalana agazapado entre unas viñas de Subirats y, al darle el alto los agentes, les mostró el chaleco bomba falso que llevaba adosado al cuerpo, por lo que los mossos abrieron fuego contra él hasta que cayó abatido.

Una patrulla encontró a Younes Abouyaaqoub agazapado en un viñedo.
Younes Abouyaaqoub ha sido abatido por los Mossos
Efe/AFP (Archivo)

Younes Abouyaaqoub, el terrorista que perpetró el atropello masivo en las Ramblas de Barcelona, sobrevivió comiendo higos, uvas y moras que recogía en el campo en su huida hasta los viñedos de Subirats donde murió tiroteado por los Mossos d'Esquadra, según se desprende de los resultados de la autopsia.

Los informes forenses incluidos en el sumario del caso de los atentados del 17A de Barcelona y Cambrils (Tarragona) hallaron en el interior del estómago del terrorista una gran cantidad de semillas de higos, algunas de uva y restos de moras.

Las conclusiones de la autopsia apuntan la hipótesis de los Mossos d'Esquadra de que el terrorista no contó con ayuda de terceros en su huida, sino que se alimentó con lo que encontraba en el campo y durmió al raso en su recorrido entre las Ramblas de Barcelona, donde perpetró el atropello, hasta los viñedos de Subirats, en que fue abatido.

Abouyaaqoub fue sorprendido el 21 de agosto de 2017 por la policía catalana agazapado entre unas viñas de Subirats y, al darle el alto los agentes, les mostró el chaleco bomba falso que llevaba adosado al cuerpo, por lo que los mossos abrieron fuego contra él hasta que cayó abatido.

La autopsia practicada al cadáver del terrorista revela que presentaba "25 lesiones producidas por armas de fuego y otras 17 de tipo contuso, muy leves y superficiales, en forma de erosiones y equimosis", que los forenses relacionan con su caída, una vez abatido, "o con caminar por zona arbolada".

Según revela el informe, el terrorista presentaba trayectorias de proyectiles por todo el cuerpo: en la región cervical y facial, en la clavícula, en la muñeca, en el muslo, en los genitales, en el glúteo, así como en diversos órganos internos como los pulmones, el hígado y el diafragma.

Con la investigación sobre los atentados ya avanzada, el juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que investiga el caso, autorizó la repatriación de los cadáveres de los cinco terroristas que murieron abatidos en Cambrils (Tarragona), supuestamente cuando intentaban un nuevo ataque, así como el de Younes Abouyaaqoub a las localidades marroquíes de las que proceden sus familias.

Así lo solicitaron los familiares de los terroristas fallecidos, que en una carta remitida al juez instructor le pidieron disponer de los cadáveres para poder darles sepultura, de acuerdo con los ritos propios de su religión, el Islam.

En esa carta, que también consta en el sumario, los familiares de los terroristas muertos apelaban a su necesidad de "avanzar en el proceso de duelo", para lo que pedían que se les entregaran los certificados de defunción y los cadáveres de los terroristas.

Los familiares afirman en su carta que su intención no es "generar sentimientos de piedad ni conmiseración" ni "arrogarse" el lugar que corresponde a los allegados de las víctimas de los atentados, pero sí transmiten al juez su pésame, que, "como padres y madres, no entiende de culpas ni responsabilidades".

La carta insiste en que las familias de los terroristas no son "parte del problema", pero sí pueden serlo de la "solución", por lo que se ponen a disposición del juzgado, de la Fiscalía y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para colaborar en la investigación de los atentados y en "todo lo relacionado con la detección y prevención del radicalismo".

"Nuestro dolor es inimaginable", sostiene la carta, en la que los familiares lamentan los atentados: "compartimos el común pesar de cualquier ciudadano de este país y, como musulmanes, condenamos que estas barbaries se cometan en nombre del Islam, religión de la paz".

Etiquetas
Comentarios