Despliega el menú
Nacional

Protección de Datos vigilará con rigor a los partidos con la nueva ley mientras se anuncian recursos al TC

La nueva legislación, aprobada definitivamente en el Senado este miércoles, permitirá a las formaciones políticas mandar propaganda sin consentimiento previo. Las asociaciones de usuarios de internet y de consumidores creen que es inconstitucional.

El portavoz del PP en el Senado, Ignació Cosidó.
Aprobada la ley de Protección de Datos con la polémica del tratamiento por parte de los partidos
Efe

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) será "extremadamente vigilante y rigurosa" en la aplicación de la nueva ley de protección de datos por parte de los partidos políticos, a quienes la norma no les permite hacer perfiles ideológicos aunque sí mandar propaganda sin consentimiento previo. La denominada Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPD) se aprobó definitivamente este miércoles en el Senado.

Así lo ha asegurado este jueves la directora de la AEPD, Mar España, quien ha reconocido que al contrario del resto de los colectivos, a los que la nueva ley les exige una autorización clara del afectado para recibir publicidad, los partidos estarán exentos de esa obligación, de acuerdo con una modificación del texto que se introdujo en el Congreso a la legislación.

Mar España ha recordado que entre sus funciones, la Agencia tiene la competencia de "interpretar" la normativa de protección de datos y, en función de esa interpretación, "no se permitirá a los partidos realizar perfiles con datos ideológicos, sexuales, religiosos o de otro tipo que los ciudadanos estén ofreciendo mediante su comportamiento en las redes sociales".

De acuerdo con este criterio de la Agencia Española de Protección de Datos, ha explicado Mar España a un grupo de periodistas, "tampoco se permitirá el envío de publicidad o propaganda electoral adaptada a un perfil ideológico".  

Recursos al Tribunal Constitucional

Mientras tanto, diversas asociaciones han expresado su intención de recurrir al Tribunal Constitucional la nueva ley de protección de datos por considerar que su contenido vulnera la Carta Magna. Así, la asociación de consumidores Facua ha mostrado su rechazo a esta normativa y espera que sea denegada por el Constitucional. La nueva ley de protección de datos "abre la puerta a que los partidos políticos puedan hacer censos de ciudadanos basados en su ideología" lo que atentaría "contra los derechos democráticos más básicos", según ha comunicado la Facua en una nota de prensa.

La federación de consumidores ha considerado que la existencia de bases de datos de ciudadanos catalogados por su ideología "atenta contra los derechos democráticos más básicos". La asociación considera que es "extremadamente grave" que se abra la puerta a la "manipulación de los partidos" mediante técnicas de marketing y a través de mensajería instantánea y redes sociales.

La Facua ha afirmado que la nueva ley podría ir contra los artículos de la Constitución 16.2 ('Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias') y 18.4 ('La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos").

También Unidos Podemos ha anunciado que recurrirá al Tribunal Constitucional la reforma de la Ley de Protección de Datos por las contradicciones denunciadas por juristas en su texto que permiten a los partidos rastrear datos personales, una crítica a la que se suman también ahora las asociaciones de internautas.

En un comunicado, Unidos Podemos argumenta que debe retirarse de la nueva ley de Protección de Datos la disposición final tercera duramente criticada por la sociedad civil, con quien "comparte la preocupación por la posible aplicación de un texto que podría dar vía libre a los partidos políticos para elaborar perfiles ideológicos de los ciudadanos y ciudadanas".

La opinión de los usuarios de internet: "No se puede anteponer el interés político al derecho a la intimidad"

También la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) se suma este jueves a dichas críticas tras anunciar que impugnará esta normativa ante diversas instancias, en primer lugar ante la Agencia Española de Protección de Datos para que se manifieste formalmente con base jurídica, y en caso de necesidad también ante los tribunales europeos y en España ante el Tribunal Constitucional.

El presidente de esta asociación, Miguel Pérez, ha explicado a Efefuturo que es totalmente "contradictorio" que la nueva ley permita a los partidos políticos vulnerar un derecho que la ley quiere proteger que es precisamente el de la intimidad de las personas.

"No se puede anteponer el interés político al derecho fundamental a la intimidad", y menos aún en un ámbito como el de las ideologías de las personas cuyos datos están especialmente protegidos desde el punto de vista legal.

Asimismo,  la Asociación de Internautas manifestó este jueves su rechazo contra esta normativa, pero no solo por este controvertido aspecto de los datos personales que pueden ser rastreados por los políticos sino por las contradicciones en su globalidad en el texto tras haberse incluido toda una carta de derechos digitales de carácter universal sin debate previo.

El presidente de esta asociación, Víctor Domingo, indicó que "la nueva ley incurre en varios errores porque no se la ha leído nadie y los grupos la han aceptado sin rechistar hasta ahora que ha saltado la alarma social"

Etiquetas
Comentarios