Despliega el menú
Nacional

Casado critica que Sánchez desentierre a dictadores muertos y no ataque a los vivos

El líder del PP ha participado en un encuentro con interventores y apoderados del partido en Córdoba.

Pablo Casado, líder del PP.
Casado llama a recuperar el voto perdido de PP ante la "amenaza nacionalista"

El líder del PP, Pablo Casado, ha arremetido contra Pedro Sánchez por querer desenterrar a dictadores muertos pero no hacer "nada" contra los vivos, y ha criticado que el presidente del Gobierno no haya criticado a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua durante la Cumbre Iberoamericana celebrada en Guatemala.

En un encuentro con interventores y apoderados del partido en Córdoba, Casado ha señalado que Sánchez ha demostrado ser "muy duro con los dictadores muertos" -por su promesa de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos- y "muy cobarde" con los dictadores vivos.

"Qué vergüenza para España", ha añadido Casado en un discurso en el que también ha censurado el viaje que Sánchez va a hacer a Cuba próximamente, preguntándose "qué pinta" yendo a la isla e "intentando blanquear una dictadura criminal de medio siglo".

El dirigente popular ha manifestado que tanto Pedro Sánchez como la presidenta andaluza, Susana Díaz, "se parecen" a José Luis Rodríguez Zapatero. 

De Sánchez ha señalado que se parece al expresidente socialista en que "no quiere criticar dictaduras" elabora un "presupuesto ruinoso" o "intenta reescribir la historia". Y se parece también, ha señalado, porque "está rompiendo la unidad de los españoles" al ir de la mano de los "chantajistas proetarras e independentistas".

También ha considerado que se parece a Zapatero la presidenta andaluza, Susana Díaz, a la que ha instado a dejar de ocultar el logotipo del PSOE, porque así no va a poder ocultar su "pésima gestión".

Andalucía, ha dicho Casado, lleva "demasiados años" gobernada por "estos que hacen memoria histórica" y quieren "cambiar la titularidad de iglesias", en alusión a la mezquita-catedral de Córdoba.

A su llegada ha explicado que venía "de visitar la Catedral de Córdoba" y en su discurso ha prometido acabar con el "revisionismo histórico" que promulga la izquierda cuando los populares gobiernen la ciudad, Andalucía y España.

"Se va a seguir teniendo una catedral, la de Córdoba; una mezquita, la de Córdoba en manos de quien la ha gestionado siempre, que son las instituciones que durante siglos han preservado la cultura y la historia de la ciudad", ha aseverado .

Etiquetas
Comentarios