Nacional
Suscríbete

El tío del asesino de Pioz: "Estoy sufriendo como un loco"

Wolfran Campos llegó a España para "limpiar la imagen" de su familia cuando se dijo que el asesinato era por un ajuste de cuentas.

???????Patrick Nogueira
El acusado de Pioz, sobre los crímenes: "Sabía lo que quería hacer, pero no cómo debía pasar"
Efe

La RAE define decepción como un pesar causado por un desengaño. Y ese pesar es lo que no ha podido ocultar este jueves el tío de Patrick Nogueira, el presunto autor del cuádruple crimen de Pioz, en la segunda sesión del juicio contra el asesino confeso de sus tíos y de sus sobrinos de 1 y 4 años en agosto de 2016.

A Wolfran Campos, el tío que consideraba a su sobrino como un hijo o como un hermano menor, le ha faltado muy poco para derrumbarse cuando ha entrado a la sala de vistas, con la voz quebrada, lágrimas y rabia contenida.

Una rabia que le ha llevado a dirigirse al "excepcional sobrino" que un día fue Patrick para espetarle: "Cómo le has hecho eso a él, haberlo hecho conmigo, él era bueno", en referencia a su hermano Marcos, una de las cuatro víctimas a las que Nogueira quitó la vida.

Ha costado mucho a la presidenta del tribunal iniciar el interrogatorio de este testigo, al que incluso ha ofrecido salir de la sala para serenarse, pero ha conseguido sobreponerse mientras su sobrino agachaba la cabeza sin atreverse a mirar a los ojos de quien había hecho tanto por él.

Quién le iba a decir a Wolfran Campos, que viajó a España para "limpiar la imagen" de su familia cuando se llegó a decir que los asesinatos se debían a un ajuste de cuentas por droga, que su sobrino preferido había cometido esa masacre.

Decepción también la que seguramente sintió Pilar, una testigo que fue compañera de piso del acusado, al que probablemente no reconociera en la imagen del criminal que quisieron trasladar las acusaciones en sus alegatos.

Porque este miércoles se han visto las dos caras de Nogueira. Una de ellas, la que más se corresponde a su físico actual: la de un chico normal, que sale con sus amigos, apasionado del fútbol y con el que hay que pelearse de buen rollo para compartir las tareas de la casa.

Nogueira salía de copas con su compañera de piso, bromeaba con ella e, incluso, bailaban. Sin embargo, su actitud cambió justo después de cometer sus crímenes. Lo observó y lo sufrió Pilar, pero de ahí a relacionarle con los hechos....

Pero el joven brasileño -en el momento del suceso tenía 19 años- tenía otra cara. Y esa la mostró en los selfies que llegó a hacerse con los cadáveres mutilados de sus víctimas y que no se cortó en enviar a su amigo de Brasil.

Imágenes que acabaron en manos de un amigo del amigo y que este miércoles ha declarado por videoconferencia. Creyó que esas imágenes eran de alguna página de Internet. Cuando descubrió su procedencia, tuvo miedo de Nogueira y ante él calló. Antes de vivir en España, Patrick ya había dejado asomar esta otra cara al atacar con un cuchillo a un profesor. Hace falta saber por qué hizo lo que hizo.

La sesión de este miércoles ha servido para conocer, por boca de algunos testigos, que las relaciones entre el acusado y su tío Marcos -el marido y el padre de sus otras tres víctimas- no eran buenas. Hasta el punto de que Nogueira estaba obsesionado con él.

Y Marcos tampoco confiaba mucho en su sobrino. De hecho, y según sus compañeros de trabajo, manifestó en varias ocasiones sus sospechas, quizás celos, sobre la relación de Patrick con su esposa.

De nuevo esposado durante toda la sesión, al acusado se le ha visto algo más cansado que este martes. Muy removido en su silla, sí ha pedido en varias ocasiones a su defensa papel y bolígrafo para, con los grilletes, escribir algo que después le ha entregado. Quizá alguna precisión a las declaraciones de los testigos.

Declaraciones algunas en portugués y por videoconferencia, muy difíciles de seguir para un jurado -siete hombres y dos mujeres- que ya lleva dos maratonianas sesiones. Solo en la de este miércoles la presidencia del tribunal ha incluido las de 31 testigos.

Quizá sean muchos para quien por primera vez sigue una vista oral y, además, tiene que poner toda su atención porque de él depende el veredicto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión