Despliega el menú
Nacional

Sorpresa general y alivio entre las víctimas tras la sentencia de Estrasburgo

El Tribunal ha dado la razón a la justicia española y no se rebajará la condena de los etarras.

Tribunal de Estrasburgo.
Tribunal de Estrasburgo
EFE

El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha dado la razón a la justicia española por no rebajar de sus condenas el tiempo que tres etarras han estado en cárceles francesas, una sentencia que ha causado sorpresa generalizada y alivio entre las víctimas del terrorismo.

En un esperado fallo cinco años después de que el TEDH diera la razón a los etarras con la anulación de la doctrina Parot, que supuso la excarcelación de casi un centenar de terroristas, asesinos y violadores, el tribunal europeo ha decidido no avalar a tres etarras y sí respaldar la doctrina del Tribunal Supremo y del Constitucional.

La sentencia conocida este martes afecta a Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros, Alberto Plazaola Anduaga y Francisco Múgica Garmendia, Pakito, condenados en Francia y, tras cumplir la pena, extraditados a España y condenados por varios atentados y asesinatos perpetrados entre 1987 y 1993.

Un fallo favorable a sus intereses, como así temían las víctimas del terrorismo, podría haber acelerado la excarcelación de una treintena de etarras, una decena de ellos con una salida de prisión casi inmediata.

La clave de la sentencia es que, a juicio del tribunal, España no vulneró los artículos 7 (no hay pena sin ley) y el 5.1 (derecho a la libertad y a la seguridad) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, lo que se diferencia claramente del caso Inés del Río, que motivó el fin de la Parot.

Antes de analizar los fundamentos jurídicos que ha empleado el tribunal europeo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha querido mostrar su "satisfacción jurídica" por el respaldo del TEDH, en consonancia con la postura que él mismo defendió al frente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y que luego confirmó el Supremo.

Pero ha sido la palabra "sorpresa" una de las más repetidas poco después de que a las diez se conociera la decisión, tanto entre las víctimas como entre las defensas de los terroristas, estos en claro desacuerdo con el fallo, como también para el Gobierno vasco, que ha reconocido que esperaba otro pronunciamiento.

Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, ha tildado de "gran día" para su partido y para las víctimas que la Corte Europea dictamine que "no se va a descontar ni un solo día" de prisión a los etarras por haber estado previamente encarcelados en Francia.

Tampoco han ocultado su sorpresa los abogados de los tres etarras demandantes, que habían convocado a los medios antes de que se conociera el fallo, convencidos jurídicamente, como han dicho después, de que Estrasburgo les iba a dar la razón.

Por eso, no descartan recurrir y ya piden que el Gobierno español corrija a la justicia europea con una modificación de la ley que en 2014 traspuso la decisión marco adoptada por la Unión Europea en 2008 que sí permite acumular en el Estado propio las penas cumplidas en otros comunitarios.

En el lado opuesto, las asociaciones de víctimas del terrorismo admitían también que tenían pocas esperanzas porque generalmente la corte europea siempre ha respaldado los recursos de los presos de ETA.

Lo hizo hace cinco años cuando tumbó la doctrina Parot y, más recientemente, en febrero, al condenar a España por malos tratos infringidos a los dos miembros de ETA que atentaron en la T-4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas el 30 de diciembre de 2006.

Hoy la satisfacción era unánime en el colectivo, desde la AVT hasta Covite o Dignidad y Justicia. También para la presidenta de la Fundación de Vícitmas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, que ha deslizado que puede que "algo haya tenido que ver" la presencia en este tribunal de la juez María Elósegui, propuesta por el Gobierno del PP de Mariano Rajoy.

"Esta vez se ha trabajado bien desde España. La Abogacía del Estado ha trasladado bien los argumentos defendidos por el Tribunal Supremo", ha dicho Maite Araluce, presidenta de la AVT, en sintonía con Covite, que en un comunicado ha señalado que se ha defendido en Estrasburgo "nuestro Estado de derecho, nuestro ordenamiento jurídico y sus razones".

Etiquetas
Comentarios