Despliega el menú
Nacional

El fichaje estrella para la Marca España: al menos 100.000 € más de gasto

La elección de Irene Lozano conllevará, como mínimo, un desembolso extra para el sueldo de la nueva secretaria de Estado

Irene Lozano, el 14 de abril de 2015 en el Congreso, durante su etapa como diputada
Irene Lozano, el 14 de abril de 2015 en el Congreso, durante su etapa como diputada
Ángel Díaz/EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acaba de dar un giro al alto comisionado para la Marca España con la sustitución de Carlos Espinosa de los Monteros por Irene Lozano y el cambio de denominación: pasa a ser la secretaría de Estado de la España Global. Al margen de que el Ejecutivo detalle -previsiblemente este jueves, tras el Consejo de Ministros- los cambios, una de las principales novedades parece clara: el coste de este órgano aumentará en más de 100.000 euros dado que su anterior responsable no tenía sueldo y la ex de UPyD previsiblemente sí. A esto habría que sumar los gastos de un eventual personal específico para el departamento, que hasta ahora no tenía.

El decreto de 2012 que certificó el nacimiento del alto comisionado del Gobierno para la Marca España, derogado por el Ejecutivo de Sánchez según aparece en el BOE del pasado martes, especificó que esta figura, surgida en un momento de fuerte contracción económica, tendría “rango de secretario de Estado” pero que sus funciones no serían “retribuidas”. Eso sí, se le compensarían los gastos de “viajes, estancias y traslados” en el desempeño de su tarea. Tampoco cobraba el director general de la oficina del alto comisionado, mientras que tanto el consejo asesor del órgano como los distintos grupos de trabajo estaban ocupados por personal de otros departamentos, con el consiguiente ahorro en sueldos.

“La creación del Alto Comisionado del Gobierno, de su Oficina y del director de esta -señalaba específicamente el decreto de 2012- no supone incremento del gasto público, y los gastos derivados de su funcionamiento se imputarán al presupuesto de gasto del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación”.

Ahora, la sustituta de Espinosa de los Monteros mantendrá el rango de secretaria de Estado, aunque previsiblemente sí que tendrá retribución. Y hay que recordar que el sueldo más bajo de los altos cargos de este rango en 2017, según el Portal de la Transparencia, fue de 110.000 euros. A esto se podría sumar la creación de personal específico para la oficina, lo que elevaría el coste total en un importe indeterminado.

Hace un mes, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ya anticipó los cambios, al anunciar una inminente remodelación para dotar "de recursos, de capacidades y de personal" a la Marca España.

Reproches del Tribunal de Cuentas a la oficina de Espinona de los Monteros

El limbo en el que quedó encuadrada la oficina del alto comisionado mereció recientemente el reproche del Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización del ente. El hecho de que todos los gastos se imputen al Ministerio de Exteriores dificulta la transparencia de los gastos. Según las facturas emitidas por la oficina del alto comisionado, este órgano gastó en cuatro años -entre 2013 y 2016- menos de 280.000 euros. No se incluye el desembolso en personal, dado que la mayor parte es personal encuadrado en el Ministerio de Asuntos Exteriores, del que dependía a nivel orgánico.

El mayor reproche del Tribunal de Cuentas, en todo caso, tenía que ver con los convenios de colaboración público-privada firmados por el órgano, cuyo seguimiento había sido “defectuoso, impidiéndose en algunos casos la comprobación de la realidad de las actividades”. El Tribunal destacaba especialmente la existencia de un convenio con una compañía del sector textil en cuyo consejo de administración el alto comisionado era vocal asesor; el acuerdo estaba relacionado con el mantenimiento de la página web con un coste de 100.000 euros. El sistema de abono de facturas, alertó el Tribunal de Cuentas, “no se adecua a la normativa presupuestaria”.

Etiquetas
Comentarios