Despliega el menú
Nacional

Batet: "El 155 no es una solución para todo, no es una solución para nada"

PP y Ciudadanos han criticado al Gobierno y han vuelto a exigir la aplicación del artículo 155 en Cataluña para frenar el independentismo.

Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública, durante una sesión de control en el Congreso.
Batet: "El 155 no es una solución para todo, no es una solución para nada"
Efe

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha advertido que la aplicación del 155 en Cataluña "no es una solución para todo, de hecho, no es una solución para nada" sino una herramienta para "evitar males graves, abrir espacio a la política y hallar soluciones".

Cree que lo que toca ahora, por tanto, es el espacio para la política con el fin de encontrar remedios para reducir "progresivamente" el alcance de la crisis, la fractura y la tensión social.

Opiniones que ha expresado hoy durante las dos interpelaciones que ha tenido del PP y de Ciudadanos, los dos partidos que continuamente exigen la aplicación del 155 en Cataluña como única receta para pasar página a esta crisis, mientras que Batet considera que la solución también pasa por la concurrencia de todas las fuerzas políticas.

Ciudadanos, a través de su secretario general, José Manuel Villegas, le ha reprochado su incapacidad para "parar los pies" al independentismo porque, a su juicio, tienen de socio preferente al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y dependen de él.

Críticas también contra la ministra por contar solamente con los separatistas y no haber hablado con la líder de la oposición, Inés Arrimadas, ni una sola vez. "Eso es lo que tiene que cambiar", ha subrayado Villegas.

También la intervención de Batet ha estado plagada de reproches a Cs por echar más leña al fuego en lugar de arrimar el hombro para superar este problema y ha insistido en que la apuesta por el diálogo que ha hecho el Ejecutivo no ha impedido en ningún momento la aplicación y el cumplimiento de la ley.

Es más, ha asegurado que desde la llegada al poder de los socialistas la tensión ha bajado y lo que ha escalado en este tiempo "no es la violencia sino el cumplimiento del marco constitucional".

Palabras igualmente duras ha tenido la ministra hacia la portavoz popular, Dolors Montserrat, que ha sido quien le ha interpelado sobre Cataluña y a la que ha emplazado a volver al "centro" político y a no intentar competir con otras fuerzas políticas "emergentes y no emergentes" -en referencia a VOX y Ciudadanos-.

Igual que la formación naranja, Montserrat ha acusado al Gobierno de estar "arrodillado" ante los independentistas y al PSOE de haber perdido "la E de España".

Frente a la "radicalidad" del PP y su negativa a un diálogo dentro de la Constitución, Batet ha avisado que si el Gobierno no puede avanzar junto al PP, lo hará por su cuenta, porque los socialistas ya están acostumbrados a que el PP "siempre llegue tarde".

"Suménse al consenso constitucional", ha insistido Batet, que ha dejado claro que el Gobierno de Pedro Sánchez en ningún momento ha abdicado de sus derechos en Cataluña, ni tiene ninguna intención de recortar libertades, como la de expresión o de prensa, en el conjunto de España.

Para la ministra, que el PP insinúe la existencia de "pactos secretos" para acceder al Gobierno, para reformar la Constitución o para "romper España" es "altamente indicativo de su cinismo" y de su "irresponsabilidad institucional". "Ustedes pierden el Gobierno y pierden el sentido de Estado de una forma automática", ha denunciado.

Por contra, Montserrat ha advertido de que ha sido precisamente el Gobierno el que ha roto el consenso constitucional "pactando con los que rompen España, rompen la convivencia y rompen la ley".

Según la portavoz del PP, la política de "apaciguamiento" iniciada por el Gobierno del PSOE se basa en un "falso diálogo".

"Pedro Sánchez fue investido presidente de España gracias a los votos de los enemigos de España, de Torra, Rufián y Otegi", ha denunciado Montserrat, que ha acusado al Ejecutivo de ser los "abogados del golpismo" con tal de seguir sentado en el banco azul, en una actitud "débil" y "errático".

Etiquetas
Comentarios