Despliega el menú
Nacional

La delegada del Gobierno en Cataluña, partidaria de que se indulte a los líderes independentistas

Teresa Cunillera ha matizado después sus declaraciones a través de un comunicado.

Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull, a su llegada a la prisión de Lledoners.
Jordi Turull, Joaquim Forn y Josep Rull, a su llegada a la prisión de Lledoners.
Efe

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, se ha mostrado partidaria de que se indulte a los líderes independentistas, en caso de que sean condenados por el Tribunal Supremo, aunque ha recordado que los procesados "tienen que pedirlo".

En una entrevista en el programa "El Suplement" de Catalunya Ràdio, Cunillera ha declinado pronunciarse sobre si los líderes independentistas deberían estar en prisión preventiva, invocando su absoluto respeto por la independencia judicial, y ha insistido en que el Gobierno no puede interferir en el trabajo de la Fiscalía, pero ha apoyado un posible indulto.

"Si se pide (el indulto), soy partidaria, claro, pero tienen que pedirlo, ¿eh?", ha advertido la delegada del Gobierno.

Cunillera ha celebrado que el Gobierno de Pedro Sánchez haya permitido que "el ambiente, la atmósfera en Cataluña, entre los ciudadanos, sea mucho más tranquila" y haya abierto "una expectativa en positivo" de un entendimiento entre los ejecutivos español y catalán y de una "convivencia mejor".

En ese sentido, ha apuntado que el Gobierno socialista está ofreciendo "un ambiente diferente a la hora de pactar, de dialogar, sin imposiciones", aunque a su parecer las demandas que plantea el presidente de la Generalitat, Quim Torra, "no las contempla la Constitución y es imposible incluirlas en un ámbito constitucional".

"Nosotros ofrecemos una reforma de la Constitución, ofrecemos una profundización en el autogobierno de Cataluña. Ofrecemos cosas que de entrada el Govern de la Generalitat dice que no, pero creo que en general ellos saben que éste es el camino", ha recalcado.

Teresa Cunillera ha descartado que vuelva a activarse el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, "si no se quebranta la ley", aunque ha precisado que, de lo contrario, todo está abierto".

Respecto a la polémica por la filtración de correos de jueces críticos con el "procés", la delegada del Gobierno ha afirmado que no le "gustó" leer ese tipo de opiniones, aunque ha puntualizado que éstas se publicaron en un "chat privado. Si lo pusieran en un auto sería diferente", ha añadido.

Matizaciones posteriores

La delegada del Gobierno en Cataluña ha aclarado posteriormente sus afirmaciones sobre los dirigentes independentistas encarcelados afirmando que "cualquier especulación sobre lo que deba suceder después de la sentencia es prematura".

En un comunicado, ha reafirmado su "respeto a la independencia judicial y a la separación de poderes", tras expresar en una entrevista radiofónica que es partidaria de conceder un indulto a presos soberanistas que serán juzgados por el Tribunal Supremo después de la sentencia y si estos lo piden.

También ha apostado por "no hablar de futuribles que no ayudan a solventar los problemas actuales" y ha descartado pronunciamientos sobre hipótesis relacionadas con procesos judiciales.

Etiquetas
Comentarios