Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Empleo público

Los funcionarios andaluces tendrán un permiso de paternidad de 20 semanas en 2020

La Junta duplicará este año las cinco semanas estatales a los padres, las elevará a 15 en 2019 y ambos progenitores dispondrán en dos años de la licencia de casi.

C. Cuerdo / A. Torices Sevilla/Madrid Actualizada 13/07/2018 a las 20:05
Serán totalmente remuneradas cuando den a luz un hijo, lo acojan o lo adopten.

 

La Junta de Andalucía firmó un acuerdo con los grandes sindicatos por el que todos los trabajadores públicos de la comunidad dispondrán dentro de dos años, en 2020, de 20 semanas de permiso totalmente remuneradas cuando den a luz un hijo, lo acojan o lo adopten.

En el caso de los funcionarios varones, la medida supondrá cuadruplicar las cinco semanas a que desde comienzos de este mes -con la entrada en vigor de los Presupuestos del Estado de 2018- tiene derecho cualquier progenitor español. En el caso de las mujeres, sumarán cuatro semanas a las 16 que pueden solicitar las madres del resto del país.

No obstante, el acuerdo andaluz comienza a mejorar este derecho a los trabajadores públicos varones desde este mismo año. En unos días, en cuanto sea aprobado por el Gobierno de Susana Díaz, los funcionarios que sean padres gozarán ya en 2018 de diez semanas de permiso, el doble que los demás ciudadanos españoles, para pasar en 2019 a quince semanas, el triple que los progenitores del resto del país.

Todas las semanas que disfruten los funcionarios y funcionarias andaluces adicionales a las que les garantiza la ley estatal tendrán carácter intransferible. Es decir, que si no las coge cada uno de los miembros de la pareja se perderán, porque no pueden ser donadas al otro. La presidenta andaluza ha firmado este acuerdo sin precedentes en España justo cuando existen rumores de que podrían convocar elecciones autonómicas anticipadas a la vuelta del verano (corresponden en marzo de 2019). El ejecutivo autonómico calcula que unos 4.000 trabajadores públicos podrían beneficiarse cada año de la ampliación de las licencias parentales.

Lo más similar al acuerdo andaluz es la norma que el Gobierno Vasco avanzó en mayo pasado que está a punto de aprobar. El Ejecutivo de Euskadi se dispone a realizar una equiparación progresiva de la duración de los permisos de paternidad y maternidad, hasta colocar ambos en las 16 semanas pagadas a las que ahora tienen derecho las madres. Es menos ambiciosa que la andaluza, pero, a diferencia de esta, cuando se despliegue por completo beneficiará a todos los nuevos padres de esa comunidad autónoma, no solo a los funcionarios.

La previsión del Gobierno de Euskadi es ampliar en 2019 a 16 semanas el permiso a todos los cónyuges no gestantes -padres o parejas de cualquier sexo- que den a luz a su segundo o sucesivos hijos. Si son trabajadores públicos tendrían pagado todo el coste de las 16 semanas y si son empleados privados recibirían su salario, pero no las cotizaciones sociales. Los padres primerizos, según las previsiones del Ejecutivo de Vitoria, tendrán que esperar a 2022 para disfrutar de la equiparación de derechos parentales.

A debate en el Congreso

Pese a que solo Andalucía y Euskadi han dado ya un paso en firme, la ampliación del número de semanas de permiso remunerado por el nacimiento de un hijo está ya también en el centro del debate de la política nacional. Los partidos parecen decididos a caminar pronto hacia la igualdad de licencias entre ambos cónyuges. De hecho, el Congreso comenzó a tramitar hace dos semanas sin la oposición de nadie una ley de Unidos Podemos que busca ampliar de manera progresiva, en principio con el horizonte de 2022, el permiso de paternidad hasta las 16 semanas.

Si la reforma legal sale adelante en términos similares al texto actual, se trataría de una licencia igual e intransferible entre los progenitores, para que el permiso deje de ser utilizado como un arma de discriminación laboral para las mujeres, para que ambos cónyuges deban implicarse por igual en el cuidado del bebé, y para favorecer la natalidad en un país donde ha caído un 24,6% en diez años.

Prácticamente todo los grupos de la cámara, salvo Ciudadanos, estuvieron de acuerdo en la necesidad de que los permisos sean intransferibles. Todas las experiencias internacionales indican que si no lo son al final es la madre la que termina por encargarse del cuidado del bebé, alejándose durante largo tiempo del mercado laboral. En España, donde la madre puede transferir al padre 10 semanas, no lo hacen ni el 2% de las parejas.

El diseño de los permisos que hace la proposición de ley indica que ambos progenitores están obligados a coger de forma simultánea las dos primeras semanas desde el nacimiento o la adopción, pero las otras 14 a que tienen derecho cada uno las pueden repartir como quieran en un período de 12 meses, usándolas de forma simultánea o alterna. Si las alternan, pueden cubrir un período de cuidados de 30 meses.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo