Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Urkullu, presidente

OPINIÓNACTUALIZADA 30/06/2018 A LAS 05:00
Saludo de Urkullu y Sánchez a las puertas de la Moncloa
Saludo de Urkullu y Sánchez a las puertas de la Moncloa
Efe

Aquí gobierna el PNV, gobierna Urkullu. Lo que dictamina el reparto de escaños en el hemiciclo es, exactamente, lo que se está escenificando en cada acuerdo, en cada nombramiento, en cada decisión: los cinco diputados del PNV, los que le sirvieron a Sánchez para desalojar a Rajoy de la Moncloa, son los que van a decidir lo que queda de legislatura. Ya está sucediendo con los primeros nombramientos que no le gustan a Urkullu y con los actuales presupuestos. La postura inflexible de Adriana Lastra con los 137 millones en inversiones para Aragón evidencia hasta qué punto la estrategia socialista está sometida a sus escasos 84 escaños. Lo mismo está sucediendo con el acercamiento de los presos etarras, aunque en este caso habría que preguntarse si otros gobiernos, en la sombra, no han intentado lo mismo desde hace ya tiempo y legislaturas. Si lo que queremos es aplicar la ley, que antes de trasladar al País Vasco al asesino de Miguel Ángel Blanco, devuelvan a los presos comunes. Demasiadas contemplaciones para quienes tiñeron de sangre un país, demasiadas concesiones para quienes siguen sin pedir perdón a las víctimas.

Etiquetas