Despliega el menú
Nacional

Suspenden el juicio a una mujer por la muerte de un chihuahua al que dejó encerrado sin agua

En esta causa, la Fiscalía malagueña solicita una pena de 12 meses de prisión.

Imagen de un perro chihuaha.
Suspenden el juicio a una mujer por la muerte de un chihuahua al que dejó encerrado sin agua
Pixabay

El juzgado de lo Penal número 5 de Málaga ha suspendido el juicio previsto para este lunes a una mujer en relación con la muerte de un perro de raza chihuahua, al que dejó junto a otro, que apareció moribundo, encerrado en una vivienda sin agua ni comida y nada de ventilación.

La suspensión se ha debido a la incomparecencia de la acusada y testigos, según han informado fuentes judiciales, quienes han apuntado que la vista oral se ha vuelto a fijar por el momento para el 5 de febrero del próximo año. En esta causa, la Fiscalía malagueña solicita una pena de 12 meses de prisión.

Los hechos sucedieron antes de las navidades de 2015. Según las conclusiones iniciales del fiscal, la acusada tenía un perro raza de raza cruzado y se hizo cargo de otro chihuahua propiedad de un hombre, aunque fue un amigo el que le encargó que lo cuidara.

Así, la acusación pública sostiene en su escrito que desde dos días antes de Navidad, la acusada dejó a los animales en su vivienda en Alhaurín el Grande (Málaga) supuestamente "sin comida ni bebida ni ventilación ni siquiera luz solar", estando la casa "cerrada totalmente".

Fue una vecina, señala el ministerio fiscal, quien ya en enero avisó a los agentes al escuchar los ladridos "insistentes" de uno de los perros y el olor que salía de la vivienda. Los agentes acudieron a la casa con la mujer y cuando abrieron la puerta vieron al chihuahua muerto en el sofá y el otro perro "en un estado lamentable", estando ambos rodeados de suciedad.

Según la acusación, la probable causa de la muerte del perro y del mal estado del otro fue "la desnutrición y deshidratación causados por la acusada, la cual sabiendo que dichos animales estaban en el lugar los dejó en esas condiciones" hasta que fue requerida por los agentes para acudir a la vivienda.

Para el fiscal, se trata de un delito de maltrato animal, por el que solicita que se imponga a la mujer una pena de 12 meses de prisión, además de inhabilitación especial durante tres años para ejercer una profesión relacionada con los animales y para tenerlo.

Etiquetas
Comentarios