Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La prisión de Pamplona recibe el mandato para dejar en libertad a tres miembros de La Manada

Además de abonar la fianza de 6.000 euros, no podrán salir del territorio nacional y deberán comparecer todos los lunes, miércoles y viernes ante el juzgado de guardia.

Vista del exterior del centro penitenciario de Pamplona.
La prisión de Pamplona recibe el mandato para dejar en libertad a tres miembros de La Manada
Efe

La dirección del centro penitenciario de Pamplona ha recibido a primera hora de la tarde de este viernes el mandamiento de libertad de los tres miembros de La Manada que cumplían condena en esta cárcel, según han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias.

La excarcelación, de esta forma, se hará efectiva cuando se cumplimenten los últimos trámites burocráticos por parte de la dirección del centro penitenciario. Los tres miembros de La Manada volverán a pasar por el módulo de ingresos o de tránsito, donde recogerán su documentación y efectos personales que les fueron requisados con su ingreso en prisión provisional.

Los cinco integrantes de La Manada condenados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual con prevalimiento ya han abonado los 6.000 euros de fianza por lo que podrían salir de prisión este mismo viernes, según ha confirmado el abogado de cuatro de los condenados, Agustín Martínez Becerra.

Tres de los condenados se encuentran en la prisión de Pamplona, mientras que los otros dos acusados, el guardia civil y el militar, están en la prisión militar de Alcalá de Henares, en Madrid. En este segundo caso es competencia del Ministerio de Defensa cumplimentar los trámites de excarcelación.

Los miembros de La Manada quedarán en libertad tras casi dos años en prisión desde que fueran detenidos el 7 de julio de 2016. Además de la fianza de 6.000 euros, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha dictado varias medidas cautelares para los cinco acusados.

En concreto, tendrán que designar un domicilio donde puedan ser hallados, así como un teléfono de contacto, con advertencia expresa de que en el caso de no ser localizados en tales domicilios de inmediato se expedirá la correspondiente requisitoria.

Además, los condenados deberán comparecer todos los lunes, miércoles y viernes ante el juzgado de guardia de su residencia y cuantas veces fueren llamados por la Audiencia de Navarra, así como comunicar cualquier cambio de domicilio o teléfono.

También se fija para ellos la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial, con obligación de hacer entrega del pasaporte de que disponga ante el tribunal dentro de los cuatro días siguientes a su puesta en libertad, así como la prohibición de obtenerlo en el futuro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión