Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Sánchez e Iglesias estrenan su nueva relación de cordialidad en el Congreso

La primera pregunta de Iglesias a Sánchez como presidente del Gobierno ha sido sobre los permisos de paternidad y maternidad.

Pedro Sánchez y Pablo Sánchez el día de la moción de censura a Rajoy
Pedro Sánchez, primer presidente de España fruto de una moción de censura
Agencias

La primera sesión de control al Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso ha servido para dar algunas pistas de cómo será la nueva relación entre el PSOE y Podemos que, por lo visto y si nada lo entorpece, estará marcada por la cordialidad que han mostrado este miércoles Pablo Iglesias y el jefe del Ejecutivo.

Iglesias preguntaba por primera vez a Sánchez como presidente del Gobierno y lo hacía después de la reunión que mantuvieron el pasado jueves en el Palacio de La Moncloa, en la que ya abordaron la posibilidad de sacar adelante iniciativas conjuntas en el Congreso con los 84 escaños del PSOE y los 67 de Unidos Podemos.

Clima de colaboración que se ha visto este miércoles cuando el líder de Podemos ha instado a Sánchez a iniciar un "camino de colaboración" y el presidente del Gobierno parece que ha recogido el guante al agradecer a Iglesias su "predisposición" a entenderse con el PSOE para "entre todos" revertir las dinámicas del PP y Cs.

La pregunta que repetían en el PP era qué precio ha pagado Sánchez para tener el apoyo de Podemos y los grupos independentistas.

Fuentes de la dirección de Iglesias aseguran a Efe que no hay contraprestaciones ni pactos y que su apoyo a la moción de censura y a Sánchez no tiene contrapartidas, si bien admiten que se han emplazado a mantener "cordialidad" y unas buenas relaciones en aquellas instituciones en las que gobiernan.

Iglesias ha aprovechado además para agradecer al presidente del Gobierno que no haya vetado 16 propuestas de la formación morada que antes habían sido bloqueadas por el PP en el Congreso.

Una de esa propuestas pide permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, que era por la que este miércoles Iglesias preguntaba a Sánchez en la sesión de control, aunque Podemos aspira a que el presidente dé también el visto bueno a la batería de 20 medidas que el líder del partido morado planteó el viernes ante su Consejo Ciudadano Estatal.

"Seguramente si apoyan esta proposición de ley, el PP, Cs y la caverna dirán que Unidos Podemos le pone deberes, no se los ponemos nosotros, se los están poniendo las mujeres de este país y se los está poniendo la gente que empujó y apostó por una moción de censura", ha argumentado Iglesias.

Sánchez le ha garantizado que "este Gobierno va a gobernar con el Parlamento" y no contra él, mientras Iglesias auguraba que el PSOE y Podemos pueden hacer "cosas históricas" si trabajan "juntos en este país". "La gente que no perdió la esperanza, la gente que pensó que era posible echar al PP se lo merece", añadía.

El tono lo decía todo. No parece que en los planes de Podemos esté ponerle las cosas difíciles a Sánchez, sino más bien rentabilizar y aprovechar el cambio de Gobierno para que algunas de sus propuestas puedan ver la luz.

Será también una forma de demostrar a su electorado que son "útiles" en la oposición y de que sus votantes puedan enorgullecerse del trabajo de Podemos en el Parlamento, sostienen las fuentes consultadas por Efe, que en cambio niegan preocupación ante la posibilidad de que su protagonismo se vea diluido por la acción de Gobierno y eso pueda repercutir en las urnas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión