Nacional
Suscríbete por 1€

Sánchez se abre a negociar la fecha de las elecciones e Iglesias sopesa otra moción

La moción de censura solo tiene dos opciones de salir adelante, o con el apoyo de Podemos y Ciudadanos, o con Podemos, los partidos independentistas y el PNV.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido consensuar con el resto de grupos parlamentarios la fecha de las elecciones si sale adelante su moción de censura contra Mariano Rajoy, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, sopesa ya presentar otra moción si Sánchez fracasa.

A tres días para que el viernes se vote en el Congreso la moción de censura, el PSOE ha iniciado la ronda de contactos para intentar aunar apoyos para hacer a Sánchez presidente del Gobierno.

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha sido el encargado de hablar con el resto de portavoces después de que el propio Sánchez anunciara que estaba dispuesto a pactar con ellos una fecha para convocar las elecciones.

El candidato ha redoblado su presión sobre los partidos que como Ciudadanos demandan un adelanto electoral pero dudan de apoyar la moción que situaría al líder del PSOE en el Palacio de la Moncloa.

"Ese es el consenso que yo ofrezco a los 350 diputados, un consenso en torno a la censura, a qué entendemos por estabilidad y normalización de la vida política y un consenso necesario que se tiene que dar en torno a la convocatoria de elecciones", ha proclamado.

Ha advertido además a los grupos que no quieren apoyar su iniciativa de que "no hay ningún cálculo político ni electoral que justifique la permanencia de Mariano Rajoy en el Gobierno".

"La respuesta tiene que ser sí o no, no hay posiciones intermedias, es un sí o un no a la permanencia de Mariano Rajoy en la presidencia del Gobierno", ha argumentado.

Podemos ya ha dejado claro que dará un sí rotundo a la moción de Pedro Sánchez aunque al mismo tiempo ya piensa en la opción "b", una segunda moción de censura para convocar elecciones si Sánchez sale derrotado.

"Si Pedro Sánchez fracasa el viernes hay una segunda opción preferible a que siga gobernando el PP, y es trabajar para que haya elecciones lo antes posible", ha adelantado.

Lo que ha dejado claro es que no piensa prestar a Ciudadanos los diputados que le faltan para que el partido de Albert Rivera pueda registrar su propia moción de censura instrumental, porque Podemos, ha recordado, tiene más escaños de los necesarios.

Iglesias no aclara si se volvería a presentar como candidato a presidente o si apostaría por uno independiente.

"Yo no tengo el más mínimo interés en ocupar esa posición que ya ocupé. Estaríamos abiertos a buscar salidas y nombres, pero esto a partir del viernes", ha destacado.

La moción de censura solo tiene dos opciones de salir adelante, o con el apoyo de Podemos y Ciudadanos, o con Podemos, los partidos independentistas y el PNV.

De momento, el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha garantizado que su grupo no apoyará la moción de Pedro Sánchez si él se mantiene como candidato a presidente y aunque fije una fecha para la celebración de elecciones como ha propuesto el líder socialista.

Ha insistido en que el candidato tiene que ser "instrumental" y, por tanto, no puede ser ni Pedro Sánchez ni Albert Rivera.

Algo rechazado ya por el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien se ha reunido con el secretario general de Cs, José Manuel Villegas.

"Nos ha quedado claro que el PSOE no quiere rectificar, ni que nos sentemos a consensuar una moción para convocar elecciones", ha explicado el propio Villegas.

En el otro lado, los independentistas de Junts per Catalunya han insistido en su negativa a sustituir "un presidente del club del 155 por otro" y han reclamado al PSOE que "deje de insultar", reconozca a los "presos políticos" y abandone sus propuestas que "avanzan al PP por la derecha".

ERC no adelanta su posición definitiva, aunque su portavoz en el Congreso, Joan Tardà, ya ha mantenido contactos con los socialistas.

Tardà ha recordado la coherencia de su partido y el apoyo que brindó a Pablo Iglesias en la moción de censura que presentó el año pasado.

La clave, una vez más, puede estar en el PNV, sin cuyo voto la iniciativa no puede salir adelante, siempre que Cs no se sume también.

Su portavoz, Aitor Esteban, ha asegurado que su partido no tiene una posición tomada porque antes el PSOE deberá aclarar distintas "incógnitas".

"Habrá que aclarar para qué se pretende la moción, con qué horizonte temporal, como va a mantenerse en el poder si saliera adelante, de qué cambios habla o con qué mayorías piensa contar", ha adelantado.

Entretanto, el Gobierno de Mariano Rajoy y el PP han hecho apelaciones a la responsabilidad para evitar un escenario de inestabilidad que podría terminar afectando a la economía y al empleo.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha tachado la moción de "irreflexiva, improvisada y, a todas luces, irresponsable".

Ha recordado que la incertidumbre política por la moción ha provocado un nuevo "varapalo" a las bolsas, así como una subida de la prima de riesgo a cifras que no se conocían desde hace tiempo.

También muy duro, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha advertido de que la moción "no tiene ni pies ni cabeza" y ha pedido coherencia a Ciudadanos y el PNV.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión