Nacional
Suscríbete por 1€

La moción de censura desbarata la milimetrada hoja de ruta de Rivera

Sánchez pone contra las cuerdas a Ciudadanos, que apuesta por un adelanto electoral para aprovechar el viento favorable.

Albert Rivera este sábado en Madrid
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera
Efe

La sentencia del 'caso Gürtel' ha dinamitado el plan de Albert Rivera, partidario de mantener con respiración asistida a Mariano Rajoy en el Ejecutivo hasta el final de la legislatura. La estudiada hoja de ruta de Ciudadanos pasaba por distanciarse de su socio de investidura una vez aprobadas las cuentas públicas y seguir erosionando su imagen por la corrupción y por su "tibieza" en Cataluña, armas que tan buen rédito están dando a los liberales en las encuestas.

Si algo tiene claro el líder de Ciudadanos es que quiere ganar al PP pero quiere hacerlo en las urnas. En la sala de máquinas del partido llevan meses engrasando el motor electoral para repetir a nivel nacional la histórica victoria del 21-D en Cataluña. Su objetivo era llegar a la cita electoral municipal de 2019 con el viento a favor para asaltar todos los gobiernos autonómicos y locales posibles, y de ahí, escalar hasta la Moncloa.

Pero el fallo judicial ha provocado un tsunami político que ha terminado con el PSOE promoviendo una moción de censura contra Rajoy y poniendo contra las cuerdas a los liberales. Los socialistas, que cuentan ya con el 'sí' incondicional de Podemos y de los independentistas, creen que la etapa del PP ha terminado y es la hora de las urnas. Un diágnostico que comparten en la cupúla naranja, aunque difieren en los tiempos y en las intenciones. Pedro Sánchez quiere desalojar al líder del PP pero también trasladarse a la Moncloa para, en sus palabras, "dar estabilidad al país". En Ciudadanos no contemplan esa posibilidad como tampoco la de compartir voto con el PDeCAT o Esquerra, hacerlo, creen, desacreditaría su discurso español y antinacionalista. En las filas naranjas recelan además del respaldo soberanista a la moción ya que temen que podría llevar consigo el fin del 155 en Cataluña sin un cambio de rumbo del soberanismo. "No van a apoyar al PSOE sin recibir nada a cambio", señalan.

En el partido liberal tratan de calibrar al milímetro sus decisiones. Saben que un paso mal dado o de más puede penalizarles en las encuestas o hacer mella en su electorado a un lado y otro del tablero. Ciudadanos es el único partido que crece en todos los sondeos y de forma sostenida gracias a que han hecho su bandera de los asuntos que más preocupan a los españoles, corrupción y Cataluña.

Elecciones anticipadas

Ante la compleja tesitura de dejar caer a Rajoy de la mano de "populistas" y "secesionistas" o de seguir sosteniendo al PP en el Gobierno cuando ha sido condenado por "corrupto", Rivera y su círculo han optado por el camino del medio exigiendo un adelanto electoral sin apoyar la moción. Una propuesta inviable porque colisiona con la Constitución, que impide disolver las Cortes y convocar elecciones cuando hay una moción de censura en tramitación. Tampoco pueden presentar una moción propia con el fin de celebrar comicios, como han amenazado, porque no tienen escaños suficientes. Ciudadanos está preso del fracaso de la intentona de Sánchez.

A diferencia de hace tres años, cuando el partido era un recién nacido y ordenó permanecer en la oposición incluso allí donde los votos de Ciudadanos fueron los garantes de la gobernabilidad, como en Andalucía o en Murcia, Rivera considera que sus dirigentes ya están preparados para asumir tareas de gobierno. "Ahora tenemos el reto de demostrar que sabemos gestionar lo público y que somos una alternativa real al bipartidismo", apuntan desde el partido.

Con la meta puesta en gobernar consistorios y territorios, el líder centrista presentó hace unos días 'España Ciudadana', una plataforma inspirada en 'En Marche!' de Emmanuel Macron y diseñada para que la formación sume independientes y dirigentes de otros partidos a su proyecto sin que tengan que incorporarse a la disciplina naranja y permita formar unas listas amplias de cara a 2019. Un proyecto arriesgado y que puede suponer el primer revés para Rivera tras meses de vino y rosas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión