Nacional
Suscríbete por 1€

El matrimonio fallecido en la explosión de Tui deja huérfanos a dos hijos menores

Este miércoles explotó el material pirotécnico almacenado de modo ilegal en un anexo a una vivienda particular.

Daños causados por la explosión en Tui
Daños causados por la explosión en Tui
Efe

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha informado que las dos personas halladas muertas en una vivienda de la parroquia de Paramos en Tui (Pontevedra), próxima al polvorín ilegal que explotó este miércoles es un matrimonio de Marruecos que deja huérfanos a dos niños.

Los dos menores, de 13 y 8 años, se encuentran en el hospital Álvaro Cunqueiro, en Vigo, y uno de ellos figura entre los treinta heridos que provocó el suceso.

Feijóo ha subrayado que la prioridad es que si hay familiares se hagan cargo de los dos niños, que están a cargo del Servicio de Menores de la Xunta.

Un tío de los menores se ha desplazado desde Algeciras hasta Vigo, y una pareja de conocidos de las víctimas mortales, residente en Pontevedra, ha viajado hasta el lugar de la explosión para interesarse por los niños.

El presidente de la Xunta ha recalcado que la situación de estos dos niños es "lo peor de todo lo que ha ocurrido", ya que además de quedarse huérfanos son conscientes de todo.

Los chicos refirieron que estaban convencidos de que sus padres podían haber muerto en la explosión, y que ese fue un indicio que utilizaron las fuerzas de seguridad para centrar las labores de búsqueda.

"Lamentablemente, los niños tenían razón", ha indicado Feijóo, quien esta tarde visitará a los menores en el hospital. E

Los servicios de rescate han encontrado al hombre, segunda víctima mortal, en el mismo domicilio de Paramos (Tui, Pontevedra) en el que apareció una mujer muerta tras una explosión de material pirotécnico almacenado de modo ilegal en un anexo a una vivienda particular, según fuentes de los servicios de rescate.

A primera hora de este jueves se han retomado los trabajos de rescate y desescombro, ya que este miércoles los servicios de urgencias no pudieron entrar en todas las casas por motivos de seguridad hasta que los equipos del Tedax asegurasen que ya no había peligro de más explosiones.

La explosión causó, además, 30 personas heridas y numerosas casas quedaron destrozadas. En total 33 familias fueron desalojadas, de las que 27 pasaron la noche en casa de otros familiares y las restantes fueron realojadas en hoteles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión