Despliega el menú
Nacional

Las opciones de Torra

Cataluña volverá a tener este lunes un presidente independentista. La CUP permitirá con su abstención en el Parlament la investidura de Quim Torra en segunda ronda. Si el nuevo inquilino del Palau de la Generalitat desafía al Estado, como anunció en su discurso, debe tener una respuesta rápida y firme tanto legal como política.

Quim Torra
Quim Torra
EFE/Alberto Estévez

Joaquim Torra Pla será investido este lunes, salvo sorpresa mayúscula, presidente de la Generalitat tras pronunciar un discurso de enfrentamiento con el Gobierno central, siguiendo la estela marcada por Puigdemont desde el extranjero. Por ahora, sus provocadoras declaraciones han tenido mucho de retórica inflamada y poco de concreción práctica. En su mano estará, pues, definir las auténticas políticas del nuevo Govern. Independientemente de quien lo haya puesto en el cargo, tiene la oportunidad de ser el presidente de todos los catalanes, no ahondando en la división social y contribuyendo a reflotar la Comunidad, dos objetivos ahora vitales.

Ahora bien, si finalmente opta por seguir con la provocación, a pesar del daño que ha causado a sus conciudadanos y de que incluso los dirigentes de ERC y buena parte del PDECat han manifestado su deseo de distanciarse de la unilateralidad, sabe qué le espera a la luz de lo que ya ha generado el ‘procés’: ruptura social, la huida de miles de empresas, la suspensión provisional del autogobierno y llevar a la cárcel o a huir vergonzosamente a los que han liderado semejante disparate. Por si acaso, las fuerzas constitucionalistas deben preparar una respuesta contundente. No obstante, a quien más debe preocupar que Torra opte por el camino del conflicto y el caos es a la propia sociedad catalana.

Etiquetas