Nacional

Desarticulado un grupo criminal que hurtaba tarjetas bancarias a las puertas de establecimientos comerciales

El grupo había actuado en Zaragoza, Cáceres, Málaga y Valencia.

Tarjetas de crédito.
Tarjetas de crédito.
José Miguel Marcos

Cinco personas fueron detenidas el pasado viernes 23 de febrero en Alicante acusados de pertenecer a un grupo criminal itinerante y especializado en la comisión de hurtos de tarjetas bancarias a clientes de establecimientos comerciales con las que, después, realizaban sustracciones indiscriminadas de dinero y/o compras de objetos electrónicos. A los cinco arrestados (tres hombres y dos mujeres) se les imputa, hasta el momento, la comisión de siete delitos de hurto y estafa cometidos en en Zaragoza, Cáceres, Málaga y Valencia.

Las investigaciones se iniciaron hace mes y medio, cuando se denunció el primer caso en la ciudad de Zaragoza. Pronto se averiguó que los miembros de este grupo organizado eran profesionales, dadas las numerosas medidas de seguridad que adoptaban, con gran movilidad y constante cambios de vehículos.  Los dos principales investigados (varón y mujer) fueron arrestados en el aeropuerto alicantino cuando se disponían a coger un avión con destino a Rumanía, su país de origen. Se estima que lo estafado a las víctimas asciende a la cantidad total de 12.000 euros.

Un modus operandi perfectamente mecanizado y con un reparto claro de funciones

Esta organización, tal y como informa la Policía Nacional, operaban siempre a la salida de los establecimientos comerciales con un plan en el que cada miembro tenía un papel claramente definido.

Primero, seleccionaban a la víctima, dentro del establecimiento. Cuando esta se encontraba pagando, se situaban en las proximidades para, de manera disimulada, observar y memorizar el número pin de la tarjeta de la víctima justo en el momento en que esta lo introducía.

A continuación, abordaban a la víctima en el parking, distrayéndola con cualquier excusa, aprovechando esa distracción para robarle  la tarjeta bancaria.

Con el número pin y la tarjeta ya en sus manos, procedían de forma inmediata a la sustracción indiscriminada de dinero en efectivo en diferentes cajeros automáticos, así como a la compra de efectos de tipo electrónico y tarjetas-regalo en diferentes centros comerciales hasta que agotan el límite de la tarjeta, o bien la víctima se daba cuenta de los cargos mediante las notificaciones del banco.

Consejos y recomendaciones

Las tarjetas bancarias son uno de los objetivo preferidos de los delincuentes, por lo que la Policía Nacional aconseja las siguientes medidas de seguridad:

-Fírmela cuando la reciba.

-Procure no perderla de vista cuando haga algún pago con ella.

-No guarde el número secreto junto a la tarjeta. Del mismo modo, adopte las medidas necesarias en el momento del pago para evitar que otros vean y conozcan su número secreto.

-Si la pierde o se la sustraen, llame inmediatamente a su banco o al teléfono de la compañía de su tarjeta.

-Pregunte a su banco si tiene un sistema de aviso inmediato de movimientos de sus tarjetas. Si no, compruebe asiduamente sus movimientos bancarios.

Etiquetas
Comentarios