Nacional

Los científicos recogen firmas para salvar la ciencia y denunciar su abandono

Emilio Criado, investigador jubilado del CSIC, impulsa la campaña ante la falta de apoyo a la investigación.

Los científicos recogen firmas para salvar la ciencia y denunciar su abandono

El colectivo de científicos "Carta por la Ciencia" ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en la plataforma Change.org para denunciar el "progresivo abandono" de la ciencia por parte del Gobierno y exigir más recursos para la I+D+i.

La campaña fue iniciada por Emilio Criado, investigador jubilado del CSIC, miembro del consejo social de la Universidad Autónoma de Madrid y cofundador "Carta por la Ciencia", una plataforma que engloba a la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), CCOO, UGT y la Federación de Jóvenes Investigadores.

La recogida de firmas, que se inició hace dos días ya ha recabado casi 5.000 apoyos y cuando registre 10.000 será remitida al ministro de Economía, Luis de Guindos, el responsable de la I+D en España.

En declaraciones a Efe, Criado ha explicado que la iniciativa nace de la "creciente preocupación del colectivo por lo que está pasando en la investigación".

Desde 2009, el presupuesto para la ciencia ha caído cerca del 30 por ciento, pero "lo grave es que, aunque la crisis ya ha terminado, la inversión sigue sin recuperarse".

A la situación financiera hay que sumar el fracaso de la convocatoria del Plan Estatal de I+D+i de 2017 que el Gobierno acaba de aprobar y que sólo ha dado luz verde a la mitad de los proyectos presentados, "una tasa de fracaso muy importante", lamenta Criado.

Además, para esos proyectos, "los investigadores han recibido unos 40.000 euros, un tercio de la asignación que se conseguía con un proyecto del Plan Estatal", denuncia.

"Este plan -agrega Criado- llega con un año de retraso y sin horizonte financiero porque dado que los presupuestos del Estado están prorrogados, no se sabe cuánto dinero va a disponer la ciencia en los próximos 4 años".

Ante esta situación, el colectivo 'Carta por la Ciencia' decidió poner en marcha la campaña de firmas y empezar una nueva etapa de movilización conjunta para que "qué podemos hacer entre todos los colectivos afectados", advierte Criado.

Y es que la situación es "realmente preocupante", insiste Criado, porque en 2013 los grupos del Congreso de los Diputados se comprometieron a recuperar la inversión en I+D de 2009, asegurar la normalidad en las convocatorias y acabar con la precariedad laboral pero cinco años después "ninguna de estas cosas se ha resuelto".

Para Criado, la situación es excepcionalmente grave porque no tiene visos de resolverse, ya que, aunque la crisis ya ha pasado, las cifras de inversión rondan el 1% del PIB, "y a ese ritmo no vamos a recuperar jamás los niveles de gasto previos a la crisis".

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto en I+D fue de 13.260 millones de euros en 2016, lo que equivale al 1,19 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Tras la publicación de estos datos, Cotec advirtió que por sexto año consecutivo, la I+D perdía peso en la estructura productiva del país y evolucionaba por debajo del PIB, y señalaba además que la inversión sólo se producía en el sector privado y que el sector público "está lastrando la inversión en I+D".

Desde Europa, los últimos datos de Eurostat confirman la situación, ya que según la oficina de estadística europea, en 2016, España, Portugal y Finlandia eran los únicos países que seguían sin recuperar los niveles de inversión previos a la crisis.

Sólo en 2016, España invirtió un 9,1 % menos en I+D que en 2009, mientras que la UE en su conjunto dedicó el 27,4 % más.

La evolución de España contrasta con la de las otras cuatro grandes economías del continente: Reino Unido (+39 %) Alemania (+37 %), Francia (+13 %, dato de 2015) e Italia (+12 %), todas ellas con cifras de inversión de dos dígitos.

Este es el texto íntegro de la Carta por la ciencia:

"Los firmantes de esta nota denunciamos la situación de progresivo abandono de la ciencia española provocada por los recortes en la inversión en ciencia por parte del actual gobierno de España. A los recortes se suma la no ejecución de varias partidas presupuestarias. Se han restringido plazas, apoyo a las infraestructuras científicas y subvenciones a proyectos. Ello culminó en un inaceptable descenso del número y cuantía de las subvenciones correspondientes a la convocatoria 2017 de Proyectos de I+D+i del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación. Al descenso de los fondos para la ciencia debe añadirse el retraso en un año de la puesta en marcha del nuevo Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020 y la incertidumbre sobre los presupuestos económicos y recursos humanos con que se aplicará. Este estado de cosas repercute negativamente en todo el sistema de ciencia y tecnología del país e incide de modo dramático en investigadores jóvenes que no pueden establecer nuevos grupos de trabajo. La ciencia es un motor cultural y económico de un país y no apoyarla representa agravar el déficit económico del país y la precarización laboral, como se ha documentado en informes nacionales e internacionales. Por ello, apelamos a los científicos, académicos, sociedades científicas, sindicatos y otras organizaciones preocupadas por la situación social de nuestro país, a que emprendamos las acciones que estén a nuestro alcance para tratar de corregir la situación actual. El compromiso con la ciencia y con la sociedad así nos lo exige”.

Etiquetas
Comentarios