Nacional

Los Mossos cargan y la ANC desconvoca la manifestación para desvincularse de los incidentes violentos

Varias decenas de personas han logrado desbordar los controles policiales y acceder al interior del recinto.

Momento de la detención de un hombre por los Mossos d'Esquadra.
Efe

La concentración que el independentismo celebró a las puertas del Parlamento catalán acabó a golpes, insultos y porrazos de los Mossos cuando las protestas amenazaban con desbordar el cordón policial y sitiar el hemiciclo. El balance a primera hora de la noche era de una quincena de heridos leves, de ellos una decena de policías autonómicos y el resto manifestantes.

La ANC y Ómnium habían convocado a la ciudadanía en las afueras del hemiciclo para celebrar la investidura de Carles Puigdemont. Las entidades soberanistas querían darle un aire festivo y llamaron a los manifestantes a llevar caretas con el rostro del expresidente de la Generalitat. "Todos somos Puigdemont", gritaban. La concentración coincidió con otra de grupos constitucionalistas convocada en el mismo lugar, el perímetro del parque de la Ciudadela, frente a la Cámara catalana, con banderas de España y de Tabarnia. No hubo incidentes, en buena medida porque los manifestantes antisoberanistas se retiraron enseguida ante la apabullante mayoría independentista.

La investidura no tuvo lugar, pero el secesionismo no canceló la convocatoria, que pasó a convertirse en un acto de presión contra Esquerra y Roger Torrent. "Ni un paso atrás", empezaron a corear los manifestantes. El ambiente festivo empezó a cambiar el tono a medida que llegaban las noticias del hemiciclo: el secesionismo se enfrentaba a una nueva marcha atrás, como el día 10 de octubre, cuando Puigdemont aplazó la declaración unilateral de independencia.

Un grupo de varias decenas de personas lograron entrar a las 18.00 y otras personas saltaron las barreras del parque.  Un grupo más grande violentó las puertas del recinto pasadas las 16.00 y se agolpa desde entonces frente a la cámara catalana, donde había un importante cordón policial con vallas y furgones policiales.

Los manifestantes, que habían sido convocados por asociaciones como la ANC, han accedido en tromba al parque seguidos por cuatro furgones de los Mossos d'Esquadra que se encontraban en el interior de la Ciutadella, aunque no se han producido incidentes.

Gritos de "fascistas"

Los diputados de Ciudadanos en el Parlament catalán han salido de la Cámara este martes sobre las 18.50 escoltados por varios mossos d'Esquadra para evitar enfrentamientos con los concentrados que habían roto el cordón policial y estaban situados frente a la cámara.

Han salido a pie del edificio hasta sus coches personales y han salido por uno de los accesos del parque de la Ciutadella.

Durante su paso los manifestantes los han abucheado con gritos como 'Fascistas' y 'Botiflers'.

ANC desconvoca la movilización

Por su parte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha desconvocado esta tarde su movilización ante el Parlament y ha recordado que "el movimiento por la independencia es siempre no violento".

Sobre las 18.30, justo cuando en la concentración independentista frente a la entrada del Parlament comenzaba a producirse algún forcejeo con los Mossos d'Esquadra, la ANC ha hecho un tuit en el que anunciaba la desconvocatoria de la movilización.

No obstante, entre los convocantes también hay otras organizaciones soberanistas, como los Comités de Defensa de la República, bajo influencia de la CUP, que mantienen la concentración.

Desde Twitter, la ANC ha querido subrayar que cualquier incidente que pueda producirse frente a la entrada del Parlament no será responsabilidad suya: "Hemos desconvocado en el Parlament. El movimiento por la independencia es siempre no violento. Hoy no habrá pleno del Parlament, ha quedado aplazado. Nos vamos a casa".

Etiquetas
Comentarios