Despliega el menú
Nacional

El Gobierno propone un nuevo modelo de acceso a la docencia que incluya un MIR de dos años

El objetivo de la propuesta es que se evalúen tanto los conocimientos como las aptitudes docentes una vez superada una fase de formación práctica.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Complejo de la Moncloa.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, hoy en el Complejo de la Moncloa.
EFE/Mariscal

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha anunciado hoy que propondrá en el marco del Pacto Nacional por la Educación un nuevo modelo de acceso a la docencia que incluya un programa de "formación práctica tutorizada", una especie de MIR de dos años de duración.

Méndez de Vigo ha anunciado esa propuesta en su intervención en la Convención Nacional de Educación que celebra el PP en Santiago de Compostela y que es la primera con la que el partido pretende afrontar un "rearme programático".

Ante un foro formado principalmente por profesores (casi 900 según fuentes del partido) y junto a los que han estado también el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el vicesecretatrio de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, Méndez de Vigo ha explicado los planes educativos del Gobierno.

En ese contexto ha avanzado que el proyecto de ley de presupuestos del Estado para este año incluirá un aumento de 50 millones de euros para becas, lo que permitirá llegar a una cifra récord.

La trascendencia de decisiones de este tipo ha considerado que deberían llevar a los partidos de la oposición a apoyar las cuentas del Estado de 2018 y si no lo hacen deberían dar explicaciones de por qué no permiten que salgan adelante.

Méndez de Vigo ha destacado la necesidad de lograr el Pacto Nacional por la Educación que se está debatiendo en el Congreso, y ante las negociaciones futuras ha planteado la propuesta relativa a los profesores.

"Queremos mejorar la formación inicial y configurar un nuevo sistema de acceso a la función docente. Creemos -ha añadido- que es imprescindible que cuando se acceda la docencia se haga con una formación sólida".

Y ha precisado que esa formación no debe limitarse a una especialidad concreta, sino también en técnicas pedagógicas, metodología, recursos y práctica supervisada.

Por todo ello es por lo que ha defendido llevar al pacto por la educación un nuevo sistema de acceso a la función docente que sea "estable, permanente y previsible" y que tenga una carrera profesional fundamentada en los principios de mérito y capacidad y que esté sujeta a evaluación.

En consecuencia, ha explicado que propondrá que para el acceso a la docencia se evalúen tanto los conocimientos como las aptitudes docentes una vez superada una fase de formación práctica.

Tras superar la formación inicial (Grado y Máster de profesorado), planteará establecer una primera prueba selectiva que evalúe los conocimientos de la especialidad así como otros aspectos relacionados con la organización curricular y escolar, la gestión de centros educativos, y la administración y la legislación educativa.

Será, ha señalado, un "programa de formación práctica tutorizada, una especie de MIR de dos años de duración, en el que se trabajen todas y cada una de las funciones asociadas a la docencia".

Al terminar esa fase de formación práctica y siempre que se haya obtenido una evaluación positiva, habrá una segunda prueba práctica (oposición) que tendrá como objeto la comprobación de la aptitud pedagógica.

El presidente de la Xunta, en su intervención, ha apoyado estos planes del Gobierno y ha agradecido al ministro que haya elegido Galicia para anunciarlos.

"Es una gran propuesta", ha subrayado antes de recalcar que es necesario defender lo más preciado de los profesores, su formación.

Méndez de Vigo, quien ha aprovechado su presencia en Santiago para visitar las obras del Pórtico de la Gloria en la catedral, ha apelado al espíritu de la Transición que alumbró la Constitución española para que sea posible el pacto educativo y ha pedido ser "ambiciosos" ate el futuro de la educación.

Y en ese futuro ve esencial transformar la forma de enseñar y aprender en las escuelas adaptándolo a la evolución digital.

Cree que se está ante "una oportunidad histórica" y por eso ha hecho un llamamiento a todos para "atravesar la frontera digital y dar el paso hacia la integración de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo".

También ha defendido los principios de libertad de elección, libertad de creación de centros docentes o libertad de los padres para elegir la formación de sus hijos.

En el acto ha intervenido también Javier Maroto, quien ha hecho una cerrada defensa de la política de pactos en general y, en concreto, en el ámbito educativo.

"Necesitamos una reforma educativa que venga para quedarse, y sólo se puede quedar si es buena y consensuada", ha subrayado antes de pedir que recapaciten los políticos que se limitan a decir "no" a todo.

Para Maroto, la educación no debe entender de siglas y todos los partidos deben llegar a acuerdos para avanzar.

Además, ha considerado esencial para el futuro de la educación dar un salto en el aprendizaje del inglés en España.

Etiquetas
Comentarios