Despliega el menú
Nacional

España incauta el 40% de la cocaína y el 70% del hachís de toda Europa, obligando a los 'narcos' a buscar otras rutas

La Brigada Central de Estupefacientes, que cumple 50 años, repasa con Zoido nuevos modus operandi y sistemas para burlar el control policial.

El portador de la droga logró escapar, pero la Policía detuvo al hombre que se la había vendido.
El portador de la droga logró escapar, pero la Policía detuvo al hombre que se la había vendido.
Tony García

Las redes de narcotraficantes buscan rutas alternativas como Bélgica y Holanda para introducir la droga en Europa después de que las Fuerzas de Seguridad en España se hayan incautado del 40% de la cocaína proveniente de Sudamérica y de casi el 70% del hachís de Marruecos que se mueve por el Viejo Continente, a donde llega la heroína que produce Afganistán a gran escala.

Los datos se han hecho públicos tras la visita del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a la Brigada Central de Estupefacientes con motivo de su 50 aniversario. El Departamento ha explicado que España es "un muro de contención contra el narcotráfico" y que "la efectividad policial está obligando a los capos de la droga a salvar la barrera española abriendo nuevas rutas en Europa por Bélgica y Holanda".

Los expertos policiales han detectado un nuevo 'modus operandi' de los narcotraficantes para introducir la droga a través de geolocalizadores. El domingo, la Policía informó de un operativo por el que se desmanteló un sistema de radares en el interior de dos viviendas en La Línea de la Concepción (Cádiz) para transportar fardos de hachís de Marruecos a España burlando el control policial. Fueron detenidas 10 personas y practicado 18 registros.

Durante la reunión que ha mantenido Zoido en la Brigada Central de Estupefacientes se han extraído otros datos como que en 2017 se han destruido 477 toneladas de droga, 23 más que en 2013 cuando se alcanzó un récord histórico con 454 toneladas, y se ha incautado con respecto al año pasado un 115,2% más de cocaína, un 88,46% más de heroína y un 55,77% más de marihuana.

Según los datos provisionales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han aprehendido un total de 32.795 kilos de cocaína frente a los 15.238 kilos del año anterior (un 115,22% más); de heroína se han decomisado 441 kilos frente a los 234 kilos de 2016 (un 88,46% más); de marihuana, un total de 16.646 frente a los 10.686 (un 55,77% más) y 816.415 plantas de cannabis frente a las 566.565 (un 44,1% más).

Nuevos modos operandi

Los principales países de procedencia detectados de los envíos de cocaína a España son Brasil, Chile, Panamá, Perú, Colombia, Ecuador y Costa Rica con destino a los puertos de Algeciras, Valencia, Barcelona y Vigo. La técnica habitual que siguen las bandas de narcotraficantes es la de enviar varios contenedores "sin contaminar" y uno solo "contaminado", generalmente, desde Suramérica, a través de distintas empresas de exportación de todo tipo de mercancías al mismo o distintos puertos marítimos para minimizar riesgos.

La forma más habitual de introducción de la cocaína es el método denominado "gancho ciego", en el que tanto el remitente como el destinatario son conscientes de que el envío está siendo utilizado para el tráfico de mercancías ilícitas. Las Fuerzas de Seguridad han detectado últimamente, según Interior, un nuevo método, el denominado "drop off".

Con este sistema colocan un dispositivo de geolocalización de droga que posteriormente es lanzada en bultos preparados desde buques mercantes legales en los que la organización mantiene connivencia con parte de la tripulación. Luego la recogen cerca de la costa en pequeñas embarcaciones de recreo o pesca para su posterior introducción en los puertos marítimos españoles.

Por su cercanía a Marruecos, que es junto a Afganistán el mayor productor mundial de hachís, España continúa siendo la principal puerta de entrada a Europa de esta mercancía mediante la conocida como "ruta del Estrecho". La efectividad policial ha supuesto que la criminalidad organizada haya tenido que buscar nuevas rutas a través del Mediterráneo oriental, transportando en primer lugar la droga desde Marruecos a Libia y Egipto para su posterior introducción a través de países del Mediterráneo europeo.

Heroína de Afganistán

La mayor producción de heroína en Afganistán (que están alcanzando las 9.000 toneladas al año) hacen suponer a los cuerpos policiales españoles que habrá un incremento de entrada en la UE. A la clásica ruta de los Balcanes, con llegada a Holanda y posterior distribución a España, se suman ahora nuevas rutas de introducción que utilizan países caucásicos para la entrada en Europa.

Preocupa el uso de buques mercantes y contenedores con destino en los puertos de Barcelona y Valencia, como demuestra la reciente aprehensión de 330 kilos en la capital catalana procedente de Turquía.

El "gran aumento" que se ha producido de las incautaciones de cannabis y marihuana lleva a los expertos a alertar de que grupos de crimen organizado se han implantado en una docena de comunidades autónomas para la producción de marihuana de alta calidad, que distribuyen al resto de Europa por vía terrestre.

La utilización de nuevos sistemas hidropónicos han permitido reducir el período del ciclo de cultivo obteniéndose una mayor producción. Estos factores junto con la implicación de grupos de crimen organizado en el cultivo y distribución ha hecho que España se haya convertido en un país exportador de marihuana.

Etiquetas
Comentarios