Despliega el menú
Nacional

El Gobierno sube un 5% su aportación a las ayudas a dependientes

Actualmente las comunidades autónomas financian el 80% de estas ayudas.

Se destinarán 13,4 millones de euros para aumentar la ayuda a las personas dependientes.
El 18,2% de los dependientes en lista de espera en Aragón tienen el grado máximo
Aránzazu Navarro

El Gobierno ha aprobado el aumento de un 5,26 % de la aportación del Estado a las ayudas a las personas dependientes, una subida que se ha comprometido a mantener hasta 2020, con lo que repartirá en 2018 a las comunidades más de 1.300 millones de euros para sufragar el sistema de dependencia.

De esta subida se beneficiarán a lo largo del próximo año los 948.715 beneficiarios que hay en España, según los datos aportados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, mientras que se mantienen en lista de espera para percibir una prestación 314.925 personas a las que se ha reconocido ya su derecho.

Esta medida fue acordada entre Gobierno y comunidades en el último Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia celebrado en octubre, y según ha explicado el departamento que dirige Dolors Montserrat, su voluntad es "aumentar un 10 % más en los dos próximos años y devolver los esfuerzos realizados por las familias durante la crisis económica".

De hecho, en esa reunión, el Gobierno y las autonomías consensuaron recuperar en los próximos años la financiación recortada al sistema de dependencia en 2012, cuando sufrió una merma del 15 %, y reintegrar en 2018 al menos el 5 % de lo perdido.

Además de esta recuperación presupuestaria, las comunidades consideraron "absolutamente imprescindible" para la sostenibilidad del sistema "la equivalencia de los esfuerzos financieros de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas, logrando equiparar las aportaciones" al 50 %, ya que en la actualidad, ellas soportan el 80 % de la financiación total de estas ayudas.

Con todo, a partir de ahora, la partida que recibirán las autonomías por el nivel mínimo de protección -el único de tramo estatal- a las personas dependientes de Grado I (dependientes leves) aumentará 3,05 euros mensuales, al pasar de 44,33 a 47,38.

Mientras, la de Grado II (dependientes moderados) sube 1,65 euros al situarse en 84,49 euros frente a los 82,84 anteriores, y la de Grado III se incrementa 12,27 euros (de 177,86 a 190,13 euros).

De acuerdo con los últimos datos del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD), a 30 de noviembre la comunidad que atiende a más beneficiarios de acuerdo a su población total es Castilla y León (3,6 % de sus ciudadanos reciben una prestación); País Vasco (2,83 %); Cantabria (2,63 %); Castilla-La Mancha (2,51 %); Extremadura (2,35 %) y Andalucía (2,33 %).

Al contrario que Canarias (0,9 %), la Comunidad Valenciana (1,21 %) y Baleares (1,51 %).

En total, se han registrado en todas las comunidades autónomas 1.707.454 solicitudes, y es Andalucía, con 383.344, y Cataluña, con 305.007, las que más peticiones han recibido para evaluar la situación de dependencia.

Sin embargo, teniendo en cuenta la población, es Extremadura la que mayor porcentaje de solicitudes presenta (5 %), seguida de Castilla y León (4,97 %), La Rioja (4,8 %), Andalucía (4,57 %) y País Vasco (4,54 %).

El perfil tanto del solicitante como del beneficiario es mayoritariamente femenino, ya que son 621.330 las que están recibiendo algún servicio o prestación frente a los 327.385 hombres; de la misma forma, 1.098.584 mujeres lo han pedido y 608.870 hombres han hecho lo propio.

Pese a esta subida, la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales ha denunciado que el copago de los ciudadanos se mantiene en un 20,4 % del gasto, por lo que la aportación del Estado sigue siendo "claramente insuficiente".

Etiquetas
Comentarios