Nacional
Suscríbete por 1€

Tráfico detecta en estas fiestas 300 conductores al día bajo los efectos del alcohol o las drogas

Entre el 11 y el 17 de diciembre la Guardia Civil realizó 126.000 pruebas dentro de la primera fase de la operación especial de Navidad.

Imagen de una prueba de alcoholemia en Zaragoza.
Prueba de alcoholemia en Zaragoza
Aranzazu Peyrotau

Un total de 2.163 conductores han sido detectados al volante por la Guardia Civil tras haber consumido alcohol u otras drogas en más de 126.000 pruebas realizadas en la semana del 11 al 17 de diciembre como refuerzo de la vigilancia en carretera por la época de celebraciones navideñas.

De todas las pruebas realizadas, casi 123.000 fueron controles de alcoholemia y 1.347 dieron positivo, de los cuales 117 conductores fueron detectados bajo los efectos de esta sustancia a raíz de su implicación en un accidente y ocho por presentar síntomas evidentes de ingesta, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

De los más de 1.300 conductores que dieron positivo en alcohol, a la mayoría se les abrió un expediente sancionador por vía administrativa, a 209 se les instruyeron diligencias para su traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de exceso (0,60 mg/l en aire espirado) y a diez se les abrió diligencias por negarse a realizar las pruebas.

Durante la semana que duró el dispositivo especial en el que se preveían 20.000 pruebas diarias (se han realizado 18.000), 3.185 controles de los totales fueron de drogas, de los cuales 826 dieron positivo (el 26 %) y a seis conductores se les instruyó diligencias para su traslado a la autoridad judicial.

La DGT señala que se han realizado un 60 % más de pruebas de detección de drogas que en la campaña de junio y, como es habitual, las drogas más consumidas han sido el cannabis (569 de los casos) y la cocaína (341).

Tráfico ha destacado el caso de un conductor de autobuses escolares que dio positivo en cocaína mientras transportaba a 16 alumnos el 13 de diciembre en Cuenca, y el de un conductor de camiones que tres días después circulaba consumiendo cocaína y opiáceos en Lugo y también fue detectado por las autoridades.

La DGT recuerda que la tasa máxima de alcohol permitida para los conductores es de 0,25 mg/l en aire y superar la de 0,60 mg/l constituye un delito penado con cárcel, así como conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

Aunque esta primera fase de la campaña ha finalizado, la DGT recuerda que los agentes de Tráfico de la Guardia Civil siguen realizando controles de alcohol y drogas a cualquier hora del día y en cualquier carretera interurbana en este período del año especialmente propenso a las celebraciones con familiares y amigos.

Además, la DGT pondrá en marcha este viernes la segunda fase de este dispositivo especial de seguridad que durará hasta el lunes 1 de enero a las 24.00, periodo en el que se prevén cuatro millones de desplazamientos por el Fin de Año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión