Despliega el menú
Nacional

La muerte de un menor de un centro de reforma aviva la polémica en Melilla

Según ha explicado el centro, el joven sufrió una parada cardiaca tras una discusión entre varios jóvenes.

La muerte de un menor que estaba ingresado en el Centro Educativo de Menores Infractores Ciudad de Melilla, y que tras una parada cardiaca permaneció 20 días en la UCI del Hospital Comarcal, ha generado una polémica en la ciudad autónoma tras algunas comentarios en redes sociales sobre una supuesta paliza que recibió.

El menor, M.B., que tenía 17 años y era originario de Guinea Conakry, falleció el pasado viernes, aunque fue el lunes cuando el responsable de la asociación Prodein, José Palazón, en un comentario de Facebook, informó de la muerte del menor, según dijo, "tras una paliza dada en el Centro de Reforma y tras estar 20 días en coma en el Hospital Comarcal de Melilla".

La Fundación Diagrama, que gestiona el centro Ciudad de Melilla, ha negado que el menor fuera agredido por los trabajadores y, en una nota de prensa, ha explicado que el pasado 24 de noviembre se produjo una discusión entre varios jóvenes, uno de ellos el fallecido.

El equipo del centro separó a los jóvenes, momento en el que M.B. sufrió un desvanecimiento y fue atendido de manera inmediata por los médicos, según esta fundación.

Tras una primera intervención, el equipo médico constató que el joven sufría una parada cardiorrespiratoria, por lo que fue trasladado al Hospital Comarcal de Melilla.

Según la Fundación Diagrama, se siguieron los protocolos establecidos, por lo que ha advertido de que estudiará la adopción de medidas legales "ante cualquier declaración que ponga en duda dicha actuación".

Por su parte, la Ciudad Autónoma de Melilla, de la que depende el centro, también está estudiando la posibilidad de presentar una demanda penal contra aquellos que en las redes sociales han afirmado que un menor murió a consecuencia de una paliza.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha declarado que "no se puede hablar tan alegremente de cosas tan delicadas, vamos a dejarnos de tonterías", y ha insistido en que en el Centro de Reforma hay cámaras de vigilancia y "está muy controlado por las autoridades judiciales".

El presidente de Coalición por Melilla (CPM) y líder de la oposición en la Asamblea regional, Mustafa Aberchán, ha afirmado que la vida de los menores extranjeros no acompañados "no está garantizada" con la gestión que la Ciudad Autónoma está haciendo de las competencias derivadas de su Estatuto.

Aberchán, que fue presidente de Melilla entre 1999 y 2000, ha afirmado que en los últimos años han perdido la vida tres menores extranjeros no acompañados, según ha dicho, por no ser asistidos por la Ciudad Autónoma "tal y como establece la ley".

Etiquetas
Comentarios