Nacional

Prisiones expedienta a Junqueras y Sànchez por emitir mensajes políticos desde prisión

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado la apertura de sendos expedientes a los dirigentes secesionistas encarcelados de forma preventiva.

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat.
Efe

Instituciones Penitenciarias ha abierto expediente al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, por supuestamente emplear las comunicaciones familiares o las permitidas para su asistencia letrada para difundir mensajes políticos.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado la apertura de sendos expedientes a los dirigentes secesionistas encarcelados de forma preventiva en las prisiones madrileñas de Estremera (Junqueras) y Soto del Real (Sànchez).

En el caso de Junqueras, este lunes se ha emitido una breve entrevista telefónica en Rac 1 en la que afirma que si se encuentra en prisión es porque "hemos demostrado que damos la cara" y porque "no me escondo nunca de lo que hago y porque soy consecuente con mis actos, decisiones, pensamientos, sentimientos y voluntad".

Por su parte, Jordi Sànchez grabó un mensaje telefónico que fue emitido en un mitin de Junts per Catalunya en el que pidió apoyar la candidatura que encabeza Carles Puigdemont y llamó "tontos útiles" de Mariano Rajoy a Inés Arrimadas, Miquel Iceta y Xavier García Albiol.

Instituciones Penitenciarias ha abierto sendos expedientes para investigar si han utilizado las comunicaciones que se permiten a los presos para contactar con su familia o con sus abogados para difundir mensajes con otros fines.

Ambos dirigentes -candidatos a las elecciones del 21D- pueden presentar alegaciones ahora para justificar su conducta. Existe el precedente del dirigente abertzale Arnaldo Otegi, a quien se expedientó por participar en un mitin de EH Bildu en la campaña electoral de 2012 con un mensaje grabado desde la cárcel de Logroño, donde cumplía condena.

A Otegi se le impusieron medidas cautelares como la prohibición temporal de mantener comunicaciones telefónicas y visitas mientras se instruía el expediente.

Finalmente, la Comisión Disciplinaria de la cárcel de Logroño le sancionó con doce días de aislamiento en celda por una falta muy grave y la privación de tres días de paseo por una infracción leve.

Etiquetas
Comentarios