Despliega el menú
Nacional

Zapatero asegura que la reforma de la Constitución debe ser fruto de un profundo "debate social"

El expresidente del Gobierno ha reconocido en Zaragoza que un tercio de los ciudadanos manifiestan su "duda" o "crítica profunda" hacia la Carta Magna.

El expresidente del Gobierno este miércoles en la Cámara de Comercio de Zaragoza.
Zapatero asegura que la reforma de la Constitución debe ser fruto de un profundo "debate social"
Oliver Duch

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha considerado este miércoles que quienes pretenden ahora reformar la Constitución Española "no harán nada bueno" si ésta no llega precedida y es fruto de un profundo y sosegado "debate social", que se produzca en paralelo al debate político.

Sin mostrarse abiertamente a favor de esta reforma constitucional y tras dudar de los argumentos de quienes la califican de "vieja" cuando hay otras, como la de Estados Unidos, que tienen cien años, Zapatero ha considerado que lo que parece necesario es que se abra este gran debate, con participación activa de toda la sociedad.

Durante la conferencia sobre su visión acerca de la política y la economía española en el escenario europeo actual que ha pronunciado en la Cámara de Comercio de Zaragoza, el expresidente ha reconocido que un tercio de los ciudadanos, aproximadamente, pueden situarse entre la "duda" y la "crítica profunda" a la Carta Magna, y que por eso "hay que entrar en este debate".

A su vez, ha reclamado confianza en el proyecto de la democracia europea contemporánea que, ante los nuevos problemas y circunstancias (como la crisis económica o los anhelos secesionistas de una parte de Cataluña) requiere otro debate público serio. Debate en el que "no debería perderse la perspectiva" y cuya solución no será nunca "un eslogan", sino este debate "profundo y con rigor".

El objetivo, para Zapatero, es que España siga siendo un país unido, que sea capaz de reafirmar "los mejores valores constitucionales" pero que no lo haga "contra nadie".

Zapatero sobre la situación en Cataluña: "Debemos pasar página de estos tres meses"

Por otro lado, ha dicho que el Régimen del 78 ofreció, ante todo, "un proyecto" y "una promesa": el de la incorporación a la Unión Europea, del que no se pueden deducir más que balances positivos "en todos los órdenes".

Con el 7 por ciento de la población mundial, general el 25 % del PIB del planeta y, aún así, aglutina el 50 por ciento del gasto social del mundo, según los datos de Zapatero.

España, en este contexto, desde su entrada en la Unión en 1986 ha más que duplicado su PIB; ha pasado de tener el 72 % de la media de la renta per capita de los doce socios iniciales a tener más del 90 %; ha creado 7,5 millones de empleos; ha recibido e integrado "con bastante satisfacción" a más de cuatro millones de extranjeros, y ha construido unos 13.500 kilómetros de autovías y 2.500 de alta velocidad ferroviaria.

El proyecto de la UE, ha insistido a preguntas de los asistentes a la conferencia, "no corre ningún peligro" debido a que hay una "gran convicción de fondo" en los 27 países miembros, todos excepto Gran Bretaña, que con el "brexit" ha cometido, a su juicio, "un error histórico" que no sabe cómo culminará.

Sí que ha reconocido que la crisis económica y financiera europea ha "salpicado duro" a los ciudadanos y no ha permitido avances a las clases medias.

Pero ha estimado que se han puesto "los fundamentos" para la recuperación y la prevención, como la posible creación de un Fondo Monetario Europeo y de un presupuesto de "solidaridad" o "de crisis" para responder en caso de nuevas y futuras crisis.

Para Zapatero, la política convulsa tenderá a estabilizarse y el proyecto de la UE a "profundizar progresivamente" en una unión económica, fiscal y monetaria en la que España "deberá estar en primera línea".

Y todo ello apostando por un incremento de la productividad y la competitividad y en una economía basada en la exportación y en los avances tecnológicos que pongan a la Unión en condiciones de competir con países emergentes como China.

Al final de la conferencia, y en respuesta a una pregunta sobre si piensa volver a la política activa o incluso a ser candidato de nuevo a la presidencia del Gobierno, ha dicho que tiene "clarísimo" que no.

Etiquetas
Comentarios