Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Las fuerzas políticas de la posición se unen para que los presupuestos incluyan la exigencia de los examinadores

El colectivo de examinadores solicita el aumento del complemento específico salarial.

Todas las fuerzas políticas de la oposición se han comprometido hoy a impulsar un pacto para que en los próximos Presupuestos Generales del Estado se incluya el aumento del complemento específico salarial que el colectivo de examinadores reivindica con la huelga que mantiene desde hace seis meses.

Así lo han anunciado hoy en una convocatoria a los medios de comunicación frente al Congreso de los Diputados el presidente de la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), Joaquín Jiménez, y representantes de los grupos parlamentarios de PSOE, Podemos y Ciudadanos.

Firmado por todos los grupos, salvo el PP, en el escrito se han comprometido "a alcanzar los acuerdos necesarios e impulsar las iniciativas parlamentarias" para que en los próximos presupuestos generales sea incluido un aumento de 250 euros del complemento específico del colectivo de examinadores.

"Hemos entendido que la única vía posible del aumento del complemento específico es a través de los presupuestos de 2018", ha explicado el presidente de Asextra, antes de reiterar que la negociación con Tráfico no está paralizada y que están intentando llegar a un complemento "transitorio" de productividad que "desbloquee" la situación.

"Lo que los examinadores están pidiendo es algo totalmente lógico y un compromiso del propio gobierno de 2015, por lo que lo fundamental es conseguirlo vía presupuestos", ha añadido la diputada de Ciudadanos Irene Rivera.

El presidente de Asextra también ha anunciado que recurrirán ante los tribunales la decisión anunciada ayer por la Dirección General de Tráfico (DGT) de fijar unos servicios mínimos del 50 % tras el fracaso en la negociación mantenida con el comité de huelga de los examinadores, ya que supone "una restricción injustificada del derecho de huelga".

En esto ha coincidido el diputado de Podemos Jorge Luis Bail quien, en declaraciones a Efe, ha explicado que dichos servicios mínimos "no atienden a la ley de servicios esenciales", por lo que desde su grupo tienen "el convencimiento" de que los tribunales darían la razón a los examinadores.

Este colectivo mantiene desde el pasado 19 de junio una huelga los lunes, martes y miércoles de cada semana -que ha provocado la suspensión de 193.000 pruebas en toda España-, unos paros con los que reivindican un aumento de 250 euros en el complemento específico salarial, algo que Tráfico considera inviable.

"No creo que sea inviable porque estamos hablando de 2.750.000 euros dentro de la propia partida presupuestaria de la DGT, que tiene cerca de los mil millones", ha rebatido Jiménez.

Entre las ofertas que ha planteado Tráfico está la subida mensual del complemento de productividad o la creación de la especialidad de tráfico que afecta a entre un 70 y un 80 % de la plantilla de 742 examinadores que, de superar esa prueba, verían incrementada su nómina en una media de 128 euros mensuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión