Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La Fiscalía se querellará contra el Gobierno Catalán por rebelión en la Audiencia y contra la Mesa en el Supremo

El Tribunal Supremo tiene previsto actuar con celeridad y este martes podría resolver la admisión a trámite de la querella y nombrar al juez instructor.

Sesión histórica en el Parlament para votar la declaración de independencia
Sesión histórica en el Parlament para votar la declaración de independencia
Agencias

La Físcalía lleva semanas preparando una querella que iba a presentar este lunes en el Supremo contra todos los responsables de la rebelión.

Finalmente, según afirman algunos medios, parece ser que el grueso de los querellados irá a parar a la Audiencia Nacional, y sólo los pocos que han mantenido su condición de aforados se incluirán en la querella ante el Supremo.

La querella se dirigirá contra los miembros del Gobierno de Cataluña destituido y contra los integrantes de la Mesa del Parlamento catalán que tramitaron la votación de la declaración de independencia. Sólo estos últimos mantienen su aforamiento, ya que al pertenecer a la diputación permanente conservarán sus actas hasta las nuevas elecciones.

Se trata de Carme Forcadell, Anna Simó, Lluis Guinó y Ramona Barrufet. Como aforados, y conforme al Estatut, sólo pueden ser imputados por el TSJ de Cataluña o por el Supremo. La Fiscalía opta por el Alto Tribunal, al entender que el delito y sus efectos exceden el ámbito de la comunidad autónoma.

Los 13 exmiembros del 'Govern' de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras -se excluiría a Santi Vila, que dimitió para no votar la DUI- se han quedado sin aforamiento. Como unos ciudadanos más, su imputación por rebelión o sedición -no se cierra del todo esta alternativa- corresponde a la Audiencia Nacional, como comprobaron los líderes de ANC y Òmnium y el mayor de los Mossos.

La única opción para que la investigación no se dividiera sería que el Supremo aceptase incorporar a su causa a los no aforados. Pero el número de éstos (cuatro) es muy inferior al de no aforados (13), por lo que la opción se ha descartado. La idea inicial, cuando no se contaba con la disolución del Parlament, sí era agruparlos a todos en el Supremo.

En cualquier caso, es previsible que quienes han perdido ahora el aforamiento vuelvan a presentarse a las elecciones. Si recuperan el acta de diputado, volverían a estar aforados y su caso pasaría de la Audiencia al Supremo.

Según indican, el Alto Tribunal tiene previsto actuar con celeridad o el martes podría resolver la admisión a trámite de la querella y nombrar al juez instructor. El sistema de turnos establece que será el magistrado Pablo Llarena, ex presidente de la mayoritaria y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y ex presidente de la Audiencia de Barcelona.

En cuanto a la investigación de la Audiencia, todo indica que será asumida por la juez Carmen Lamela, responsable hasta ahora de la causa por sedición.

Los dos tribunales en los que se iniciará la investigación podrían asumir las investigaciones que el TSJ ya había abierto contra los querellados por desobediencia, prevaricación y malversación, delito al que ahora se sumaría la rebelión o, subsidiariamente, la sedición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión