Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Tengo veinte preguntas para ustedes

El discurso y los argumentos de los independentistas –y también de los dirigentes de Podemos que los apoyan– solo pueden entenderse como una enorme hipocresía.

Ante los acontecimientos ocurridos en Cataluña en el último mes, me pregunto cómo los independentistas y los podemistas pueden sostener algunos de los argumentos que esgrimen. Sin ánimo de ser exhaustivo y por centrarme solo en las cuestiones más recientes, mi lista de preguntas fundamentales es la siguiente:

1.- ¿Por qué acusan a España de déficit democrático cuando ustedes dan por válido un referéndum ilegal, fraudulento y sin garantías?

2.- ¿Cómo pueden sustentar su pretendida declaración de independencia en un acto tan manifiestamente manipulado como la votación del 1 de octubre?

3.- ¿En qué cabeza cabe que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, vote en un referéndum ilegal, insulte al presidente Rajoy y no critique absolutamente nada a la Generalitat ni a su presidente Puigdemont?

4.- ¿Puede un gobierno autonómico o municipal que no respeta las leyes nacionales exigir que las suyas sean respetadas?

5.- ¿Cómo pueden reclamar diálogo si todo se reduce a referéndum y/o independencia ‘sí o sí’?

6.- ¿Por qué pretenden tomar atajos democráticos para obtener su referéndum si lo lograrían ‘ipso facto’ si democráticamente sumaran mayoría absoluta con Podemos en España?

7.- ¿Cómo se pueden quejar de que los Jordis, Cuixart y Sánchez, entren ahora en prisión preventiva si en 2011 pedían la cárcel para quienes rodearon el ‘Parlament’, de los que ocho personas fueron condenadas a tres años?

8.- ¿Hay que cambiarles de módulo carcelario porque un preso les grite "¡Viva España!" cuando ellos llevan años gritando "¡Visca Catalunya independent!" en la cara de los constitucionalistas?

9.- ¿Cómo puede Pablo Iglesias calificar de presos políticos a los Jordis si se ha negado a condenar al régimen venezolano, que encarcela a presos políticos de libro como Leopoldo López?

10.- ¿Por qué les parece a ustedes estupendo que en el mismo penal de Soto del Real estén Ignacio González o incluso Jordi Pujol Ferrusola y no Cuixart y Sánchez, presuntos autores de un delito de sedición?

11.- ¿Cómo puede ser el padre de la patria catalana un señor que presuntamente ha amasado unos 3.000 millones de euros provenientes de la corrupción y repartidos entre todos los miembros de su familia?

12.- ¿De verdad pretenden salirse de España pero seguir en Europa, si precisamente la pertenencia a España es lo que les permite estar dentro de Europa?

13.- ¿Tanto les incomoda a ustedes compartir Estado con el resto de los españoles y llega su fanatismo nacionalista tan lejos como para quedarse fuera de la Unión Europea con tal de no seguir dentro de España?

14.- ¿Saben los payeses que llevan sus tractores a las manifestaciones que si un día se produjera la independencia de Cataluña se quedarían sin subvenciones europeas y sin los principales mercados para sus productos?

15.- ¿Cómo pueden minimizar el impacto negativo para la economía catalana del traslado de sede social o fiscal de cientos de empresas catalanas?

16.- ¿Por qué ocultan tanto los catastróficos efectos económicos y sociales que conllevaría la salida de Cataluña de España y de la Unión Europea?

17.- ¿Cómo pueden insultar a los cientos de miles de manifestantes por la Constitución y la unidad de España llamándoles turistas e inadaptados?

18.- ¿Por qué se presentan como víctimas cuando en realidad son los verdugos de todo aquel que en Cataluña no siente, piensa o actúa como ustedes?

19.- ¿Por qué hablan en nombre de todo el pueblo de Cataluña si en el mejor de los casos solo representan a dos millones de votantes dentro de un censo electoral de cinco y medio y en una población total de siete millones y medio de personas?

20.- ¿No será el independentismo una minoría privilegiada y subvencionada que pretende imponerse a una mayoría silenciada y ‘pagana’?

La explicación más plausible a estas cuestiones es que los líderes de Podemos y los independentistas padecen de hipocresía. Que según la definición de la RAE es el "fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan".

Etiquetas