Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Un detenido por lanzar una silla contra un agente de la Guardia Civil el 1-O

Se elevan a seis los arrestados por agresiones a los agentes de las fuerzas de Seguridad que impidieron la votación suspendida por el Tribunal Constitucional.

Tensión en Sant Julià de Ramis el 1-O.
La Guardia Civil detiene a la persona que lanzó una silla el 1-O a unos de sus agentes en Sant Joan de Vilatorrad
Efe

La Guardia Civil ha detenido este miércoles al hombre de 40 años que lanzó una silla desde dentro de un centro de votación de Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) a uno de los agentes del instituto armado que participaron en el dispositivo para impedir por orden judicial el referéndum independentista del 1 de octubre, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

La agresión se produjo cuando una de las personas confinadas en el interior del IES Quercus arrojó una silla al primer guardia civil del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) que consiguió acceder al local de votación, después de romper el cristal de la puerta que se se había cerrado para impedir la entrada del instituto armado. Se trata de unas de las imágenes virales del 1-O.

El agente del GRS cayó al suelo del vestíbulo del instituto de enseñanza como consecuencia del golpe con la silla lanzada desde varios metros de distancia, causándole heridas en cuello, muñeca derecha y zona tibial de ambas piernas. El guardia civil fue atendido en un centro hospitalario de Manresa.

La detención de este vecino de Sant Joan de Vilatorrada se ha producido en Manresa, a tres kilómetros del municipio de 10.000 habitantes de la comarca del Bages donde se produjo la agresión el 1-O. El autor ha sido trasladado a Sant Andreu de la Barca para la instrucción de diligencias como presunto autor del delito de atentado contra agente de la autoridad.

En un comunicado, la Guardia Civil ha asegurado que ya son seis las personas detenidas por agresiones a los agentes durante el 1-O. La de este miércoles llega siete días después de la que se llevó a cabo en Sant Esteve de Sesrovires, otro municipio de Barcelona en el que grupos independentistas se resistieron a que la Guardia Civil entrara en los centros de votación donde se celebró el referéndum ilegal.

En Sant Esteve fue arrestado el 18 de octubre un joven de 22 años por dar una patada en la cabeza a un agente del Instituto Armado. En este mismo municipio fueron detenidos el 1-O otros dos jóvenes de 24 y 24 años por delitos de atentado contra la autoridad, resistencia, desobediencia y amenazas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión