Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Apagadas las llamas, preocupan las cenizas

Cientos de voluntarios esparcen paja por las laderas, una alfombra natural para evitar los arrastres.

Apagado el fuego, preocupan y mucho las cenizas. Con miles de hectáreas quemadas en la ría de Vigo ya han empezado a tomar medidas. Cientos de voluntarios ya han empezado a esparcir paja por las laderas. Una alfombra natural para evitar los arrastres hasta los ríos y hasta las rías. Las mariscadoras que viven de estas rías temen lo que pueda pasar este invierno.

En caso de lluvias fuertes o inundaciones podrían llegar a los bancos marisqueros, asfixiándolos. En los mejillones, grandes filtradores, ya se ha comprobado que pueden sufrir los efectos de las cenizas. Además de esos mantos de pajas, los arboles montan un manto natural, en el monte raso y en pendientes, el problema se agrava si las cenizas llegan finalmente a los ríos. Con el invierno por delante se agilizan los trabajos para evitar que las lluvias agraven aún más, los destrozos de los incendios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión