Despliega el menú
Nacional

Los cinco mensajes excepcionales del Rey a los españoles

El primero tuvo lugar la noche del 23F en 1981.

El Rey Felipe VI.
Reunión entre Felipe VI y Mariano Rajoy
Efe

Juan Carlos I y su hijo, Felipe VI, han protagonizado cinco mensajes institucionales dirigidos a los españoles con carácter excepcional, que van desde el que tuvo lugar la noche del 23F en 1981 al que el actual jefe de Estado pronunció el martes 3, sobre la situación de Cataluña.

Al margen de los tradicionales discursos de Navidad que don Juan Carlos y desde 2014 don Felipe han celebrado cada Nochebuena, acontecimientos de especial relevancia han hecho que el Rey haya intervenido ante la Nación de forma inesperada.

Además de febrero de 1981, cuando el Rey llamó a mantener el orden democrático frente al intento de golpe de Estado, y del mensaje de anoche sobre Cataluña, los otros momentos que dieron pie a mensajes extraordinarios a los ciudadanos fueron los atentados del 11 de marzo, la muerte del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y la abdicación de Juan Carlos I.

23 de febrero de 1981

A las 00.15 horas de la madrugada del 23 al 24 de febrero, Juan Carlos I apareció en su despacho del Palacio de la Zarzuela con el uniforme de capitán general del Ejército para exigir el cese del golpe de Estado que el coronel Antonio Tejero había perpetrado en el Congreso de los Diputados.

Don Juan Carlos ordenaba a las autoridades civiles y militares que tomaran "las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente" y reafirmar el papel de la Corona como "símbolo de la permanencia y unidad de la Patria".

Fue una breve alocución leída en apenas dos minutos, con el Rey sentado y los papeles en la mano, que supuso un punto de inflexión en el devenir de la intentona golpista, que se difuminaría a las pocas horas.

11 de marzo de 2004

Pasaron 23 años antes de que don Juan Carlos volviera a dirigirse a la Nación de manera inusual en un mensaje televisado con motivo de la mayor masacre terrorista cometida en España, que costó la vida a 191 personas por las explosiones en cuatro trenes de cercanías en Madrid.

A última hora de la tarde del mismo día en la que estallaron las bombas en los trenes de cercanías de Madrid, el Rey pedía a los españoles "unidad, firmeza y serenidad" ante el terrorismo.

De pie, vestido con un traje oscuro y corbata negra, don Juan Carlos pronunció un discurso grabado en Zarzuela en el que subrayó que "el desaliento no está hecho para los españoles".

"Vuestro Rey sufre con todos vosotros, comparte vuestra indignación, y confía en la fortaleza y eficacia del Estado de Derecho", añadió.

23 de marzo de 2014

La tercera ocasión en la que Juan Carlos I se dirigió a los españoles de forma excepcional fue con motivo de la muerte de Adolfo Suárez, en un mensaje grabado que se difundió a través de la página web de la Casa del Rey.

El Monarca, con corbata negra en señal de duelo, quiso que se mostrara en pantalla la célebre foto en la que se le veía paseando junto al expresidente del Gobierno por el jardín de su residencia, ambos de espaldas, cuando éste ya estaba enfermo.

El Rey animó a seguir la huella de Suárez para lograr "la mejor articulación de la diversidad de España".

"El ejemplo que nos deja es muestra de que, juntos, los españoles somos capaces de superar las mayores dificultades y de alcanzar, con unidad y solidaridad, el mejor futuro colectivo para todos", dijo.

2 de junio de 2014

Apenas dos meses después, el Rey Juan Carlos volvía a intervenir ante los españoles, aunque esta vez para explicar los motivos de su abdicación en favor del príncipe Felipe con el fin de poder "abrir una nueva etapa de esperanza en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una nueva generación".

"Guardo y guardaré siempre a España en lo más hondo de mi corazón", proclamó el Rey en su mensaje, que fue emitido por radio y televisión tras ser grabado en su despacho del Palacio de la Zarzuela.

A los 76 años y después de casi cuatro décadas al frente de la Corona, don Juan Carlos cedía el testigo a Felipe de Borbón, al ver en él que "encarna la estabilidad, que es seña de identidad de la institución monárquica".

3 de octubre de 2016

El primer discurso excepcional de Felipe VI ante los españoles, emitido a las 21.00 horas de anoche, ha tenido lugar al cabo de tres años y tres meses al frente de la Jefatura del Estado.

Ante la "extrema gravedad" que vive Cataluña y debido a la "deslealtad inadmisible" de la Generalitat y otras autoridades autonómicas por su pulso independentista, Felipe VI llamó a los "legítimos poderes del Estado" a asegurar "el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones, la vigencia del Estado de derecho y el autogobierno de Cataluña".

La alocución, de seis minutos de duración y grabada en su despacho oficial del palacio de la Zarzuela, donde le acompañaban las banderas de España y la Unión Europea, tuvo lugar dos días después del referéndum ilegal organizado por el Gobierno catalán y ante la amenaza de que en los próximos días pueda haber una declaración unilateral de independencia.

Etiquetas
Comentarios