Nacional
Suscríbete por 1€

Salou era el objetivo de los yihadistas que fueron abatidos en Cambrils

Los terroristas dejaron la furgoneta en la localidad de la Costa Dorada tras averiarse y el control de los Mossos en la vía a Salou evitó una acción más brutal.

Foto de los mossos ante el Audi A3 volcado de los terroristas en la rotonda del Club Naútico de Cambrils.
Foto de los mossos ante el Audi A3 volcado de los terroristas en la rotonda del Club Naútico de Cambrils.
Afp/Lluis Gene

La reconstrucción de los dos atentados cometidos por la célula yihadista en Barcelona y Cambrils va confirmando la hipótesis de que en la localidad donde asesinaron a una aragonesa y murieron abatidos cinco yihadistas no era el lugar donde pretendían actuar, sino que iban a atacar en la cercana localidad de Salou, mucho más poblada por turistas y más conocida en los países de Europa, según fuentes de lucha antiterrorista.

Los cinco terroristas que iban en un Audi A3 a las 1.20 en la madrugada del pasado viernes día 18 en la rotonda del Club Náutico de Cambrils iban "de tránsito" hacia otro lugar. "Cambrils no era el objetivo del atentado y querían cometer otro atentado más brutal tras el de la ciudad de Barcelona para sustituir después de la explosión que habían vivido en el chalé de Alcanar", señalaron las mismas fuentes.

Los terroristas habían dejado antes del atentado una furgoneta alquilada en Cambrils porque estaba estropeada. Fue alquilado junto a la que se utilizó en el atentado de las Ramblas y a la localizada en Vic, al lado del Burger King, para escapar.

En la furgoneta de Cambrils se encontró una tarjeta de crédito, que condujo a los Mossos a vincular este atentado con uno de los miembros de la célula que perpetró la masacre de Barcelona la tarde del jueves 17.

A las 20.00 de ese día, tres horas después del atentado en las Ramblas, era bastante visible la vigilancia de varias furgonetas de los Mossos en el Paseo Marítimo de Cambrils y el control en un coche con dos agentes, contra el que chocó el Audi A3. Los Mossos entraron en el protocolo de atentado y la operación jaula que se expandió a las localidades turísticas, pero en el caso de Cambrils el peligro se transmitía a los policías por el hallazgo del vehículo que sirvió para encontrar pruebas del atentado.

De hecho, la vicepresidenta del ejecutivo español, Soraya Sáenz de Santamaría, elogió el pasado sábado al municipio de Cambrils, la playa de Aragón, como "símbolo de la defensa de la libertad" al destacar que los mossos frenaron el atentado en el que murió la zaragozana, Ana María Suárez, y resultaron seis heridos, entre ellos tres aragoneses: el marido de la fallecida, Roque Oriol, su hermana Alicia y un tercero que no se ha identificado todavía.

Al mosso que abatió en Cambrils a los cuatro de los cinco yihadistas, le han ofrecido apoyo psicológico por el efecto que había vivido esa noche. La vicepresidenta aseguró que este municipio es asimismo un "símbolo" de "la seguridad de todos los ciudadanos" y de la "tolerancia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión