Nacional

El imán de Ripoll, presunto líder de la célula terrorista, había salido de la cárcel en 2012

Este individuo, de 45 años de edad, es un salafista radical y, por edad y perfil, podría haber actuado de líder del grupo terrorista.

El imán de Ripoll , Abdelbaki Es Satty, investigado por su presunta vinculación con los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona), estuvo en la cárcel de Castellón por tráfico de hachís, según han informado  fuentes de la investigación.

Los Mossos d'Esquadra registraron el domicilio del imán de Ripoll para hallar pistas sobre los ataques y determinar si tiene alguna vinculación con la célula terrorista.

El imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki Es Satty, sospechoso de ser el líder de la célula terrorista que ha atentado en Barcelona y Cambrils (Tarragona), Estas fuentes han precisado que fue condenado a cuatro años de cárcel en 2010 y que cumplió condena en 2014, fecha en la que fue puesto en libertad.

El sospechoso de estar detrás de los últimos ataques terroristas en Cataluña fue sorprendido en 2010 en un ferri entre Ceuta y Algeciras con un cargamento de hachís, que finalizó con su condena por tráfico de drogas.

Por otro lado, según informaciones del diario 'El País', el imán de Ripoll mantuvo contacto con algunos de los terroristas detenidos tras el atentado en los trenes de Atocha el 11M de 2004.

Podría haber fallecido en Alcanar

Según han informado fuentes de la lucha antiterrorista, Abdelbaki Es Satty, que todavía no ha podido ser localizado y del que también se investiga si es el segundo fallecido hallado entre los escombros de la casa de Alcanar (Tarragona) que estalló el miércoles.

En el marco de la investigación, los Mossos d'Esquadra tratan de determinar si la llegada del imán hace unos dos años a Ripoll pudo coincidir con el proceso de radicalización de los miembros de la célula que atentaron el jueves pasado, por lo que registraron su vivienda en el noveno registro practicado en domicilios de sospechosos tras los atentados, según las fuentes.

Adbelbaki Es Satty predicaba para la comunidad islámica Annur de esta localidad gerundense, en la que residía el grueso de la célula terrorista, y su secretario, Hammou Minhaj, ha explicado que desde que el imán comunicó que dejaba el país inicialmente nadie se había vuelto a cruzar con él.

Sin embargo, su compañero de piso sostiene que lo vio el martes pasado y, en todo caso, tanto él como Minhaj insisten en que es una persona "muy normal", si bien este último puntualiza que su carácter es "un poco tímido, un poco cerrado".

El presidente de la comunidad en la que Abdelbaki Es Satty ejercía como imán desde que abrió a principios de este año, Ali Yasine, ha informado de que lo escogieron porque es "muy complicado encontrar un imán en esta zona y él estaba libre". Según fuentes próximas al operativo, este individuo, de 45 años de edad, es un salafista radical y, por edad y perfil, podría haber actuado de líder del grupo terrorista, formado por 12 personas, de los que cinco murieron en el ataque de Cambrils.

Adbelbaki Es Satty ya había sido referente religioso de otro colectivo musulmán de Ripoll, compuesto por una cuarentena de personas, durante siete meses de 2015, hasta que decidió dejarlo por razones que se desconocen. Tanto el presidente como el secretario de Annur han insistido en que Adbelbaki Es Satty era una persona dentro de los parámetros habituales y que "la gente estaba satisfecha con él".

Vacaciones de tres meses

Desde que comunicó que se marchaba de vacaciones tres meses a Marruecos, esta comunidad ha seguido su actividad habitual sin imán y son sus integrantes quienes se reparten la gestión de la mezquita.

En Annur también han confirmado que alguno de los jóvenes acusados como presuntos autores del atentado se habían dejado ver en alguna ocasión por la mezquita, pero que ya hacía un tiempo que no aparecían.

Tras el registro en el piso de la calle Sant Pere de Ripoll, donde vivía el imán, su compañero de piso, Nourden Elhaji, ha indicado que Abdelbaki Es Satty era originario de Tetuán (Marruecos) y tiene unos 42 años.

"Era una persona normal", ha insistido este testimonio, que ha residido en el mismo domicilio que Satty durante los últimos tres meses.

Sobre los jóvenes a quienes se acusa como autores del atentado en Barcelona y Cambrils, Elhaji ha confesado haberlos visto alguna vez por Ripoll, pero nunca en el piso compartido con el imán.

La comunidad Annur ha querido condenar los hechos ocurridos el pasado jueves a través de un manifiesto que ha colgado en la entrada de la mezquita, en el que se puede leer su total "compromiso en la lucha contra cualquier tipo de terrorismo" y sus ganas de que "los responsables puedan ser detenidos y llevados ante la justicia lo más pronto posible".

La operación sigue abierta, ya que sigue en busca y captura Younes Abouyaaqoub, miembro de la célula, y está por concretar su papel --si fue conductor de la furgoneta--, a lo que se suma la identificación del imán.

Etiquetas
Comentarios