Nacional
Suscríbete por 1€

Se investiga si Moussa Oukabir mató al dueño del coche en el que trató de huir

El hombre agredido por arma blanca es un joven de unos 35 años que ha trabajado como cooperante en varios países.

El hombre hallado muerto a tres kilómetros de un control policial en La Diagonal de Barcelona tras ser agredido con arma blanca por el presunto yihadista del atentado de Las Ramblas, Moussa Oukabir, es un joven de unos 35 años, con familia en Talavera de la Reina (Toledo), que ha trabajado como cooperante en varios países.

Los Mossos d'Esquadra aseguraron en un primer momento que el hombre, de nacionalidad española y sin antecedentes, falleció abatido por los disparos de los agentes en Sant Just Desvern y no guardaba relación con el ataque ocurrido en La Rambla, pero posteriormente se ha sabido que se le halló muerto por herida de arma blanca.

Una prima del fallecido, que reside en Talavera de la Reina, ha explicado que su primo Pablo era el dueño del vehículo Ford Focus que se saltó un control policial ayer.

Según los investigadores, el presunto autor del atentado yihadista de Las Ramblas podría ser quien robó este coche y en su huida se saltó el control policial de la Diagonal y mató con un arma blanca a su conductor.

El cadáver fue encontrado a tres kilómetros del control policial, según han explicado a los familiares las fuerzas de seguridad que han llamado para avisar de lo sucedido.

El fallecido vivía en Vilafranca del Penedés y trabajaba en Barcelona, según la prima, quien le ha definido como un joven solidario que había trabajado como cooperante en varios países, entre ellos Haití.

El padre de este hombre es natural de Navalmoral de la Mata (Cáceres) y su madre es de Burgos, pero la familia lleva décadas afincada en Vilafranca del Penedés y, de hecho, tanto el fallecido como su hermano habían nacido allí.

Una tía del joven agredido mortalmente -hermana de su padre- y una prima residen en Talavera de la Reina.

Las hipótesis apuntan que Moussa Oukabir, en su huida, habría interceptado este vehículo y herido de muerte al dueño de la misma.

El conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, que en un primer momento dijo que el conductor había arrollado a una sargento y le había roto el fémur, ha explicado que la autopsia demuestra que su muerte no se debió a disparos de los agentes sino a herida de arma blanca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión