Nacional
Suscríbete por 1€

La muerta en Totana pidió ayuda a la Guardia Civil para que su exnovio no la llamara tanto

La mujer de 48 años no quiso denunciarle ni por acoso ni violencia física o psíquica.

La mujer hallada muerta en Totana (Murcia) con un disparo en la cabeza junto con un hombre, también fallecido por arma de fuego, acudió el 13 de julio a la Guardia Civil para que mediara con su exnovio y éste dejara de llamarla tanto, aunque no quiso denunciarle ni por acoso ni violencia física o psíquica.

Así lo han indicado a Efe fuentes de la investigación después de que la Guardia Civil hallara el miércoles por a las afueras de la localidad murciana los cadáveres de un hombre y de una mujer españoles con heridas de arma de fuego dentro de un turismo.

Se trata, según las mismas fuentes, de una mujer, C.M.G., de 48 años, y de un hombre, P.P.O., de 49 años, que, al parecer, habían mantenido una relación sentimental pero la habían dejado hacía tiempo.

Ambos presentaban una herida de disparo, ella en la cabeza, de una pistola corta de 9 milímetros que la Guardia Civil está analizando, a la vez que investiga, como una de las hipótesis, si se trata de un caso de violencia machista y el hombre disparó primero a la mujer y después se suicidó.

Las fuentes han indicado que la mujer acudió el pasado día 13 de julio a la Guardia Civil del cercano municipio de Lorca, donde pidió la mediación de los agentes para que su exnovio dejara de llamarla por teléfono.

En esas llamadas, el hombre insistía en volver con ella, pero la mujer dejó claro ante los agentes que su intención no era denunciarle, ni siquiera por acoso.

No obstante, la Guardia Civil abrió diligencias y dio cuenta al juzgado de todo ello, a pesar de que comprobó que no había denuncias previas y que ninguno de los dos figuraba en el sistema VioGén de seguimiento de las denuncias por violencia de género.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión