Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Una madre maltratada pide "ayuda" para no tener que devolver a sus hijos: "Aún creo en los milagros"

El Juzgado de Primera Instancia de Granada ha obligado a devolver a sus dos hijos a su exmarido, que reside en Italia.

Juana Rivas se niega a devolver a sus hijos.
Juana Rivas se niega a devolver a sus hijos
Efe/Miguel Ángel Molina

Juana Rivas, la madre maltratada de Maracena (Granada) a la que el Juzgado ha obligado a devolver este miércoles a sus hijos de 11 y 3 años para que residan en Italia con su padre, condenado en 2009 por maltratarla, ha garantizado que "luchará" hasta el final para impedirlo porque "es peligroso" que vivan con él y porque mantiene la "esperanza" de conseguirlo; "yo aún creo en los milagros", ha asegurado.

Rivas ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa un día después de que el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada haya fijado para este miércoles a las 16.30 la entrega de los dos menores en el Punto de Encuentro Familiar de Granada, al que deberán ser llevados por la madre a fin de que sean devueltos a su progenitor y trasladados a Italia, donde tienen su "residencia habitual".

Aunque Juana Rivas, visiblemente afectada y entre lágrimas ha señalado a la prensa que ella "no los entregará", que "no puede hacerlo", la directora del área de Igualdad del Ayuntamiento de Maracena y responsable del Centro de la Mujer de esa localidad, Francisca Granados, ha matizado que su intención no "es vulnerar ninguna ley" y "agotarán todas las posibilidades" porque no se trata de una "transacción de mercancía" sino de dos menores a los que se puede producir "un daño irreparable".

La magistrada ya ha contemplado la posibilidad de que la madre "obstaculice" la restitución de los menores y ha pedido auxilio a la Unidad de Familia y Mujer del Cuerpo Nacional de Policía para que garanticen que se cumple el mandato judicial "adoptando las medidas administrativas precisas" y actuando no solo en la residencia de los menores en Maracena sino en aquellos lugares donde puedan encontrarse, según consta en la providencia, a la que ha tenido acceso Europa Press.

Juana Rivas ha explicado estos meses a los medios que "tuvo que escapar de la isla italiana Carloforte, en la que vivía con su expareja y padre de sus dos hijos" por estar "sometida a una situación insostenible de violencia psicológica y física". Según afirma, los menores "han sido testigos de todo ese dolor".

Ahora, "los niños están recuperando su inocencia" y la tranquilidad", especialmente el mayor, que ya expresó en su momento al Juzgado su negativa a regresar con su padre y que el lunes por la noche pedía a Juana que lo evitara: "Me dijo que no podía dormir, que se le ha acabado la vida, me agarraba por los brazos y me decía, mamá no puedes permitirlo", ha relatado Rivas, quien lamenta que mientras se está impulsando el Pacto de Estado contra la violencia de género a ellos "les den una patada".

Los representantes legales de Juana Rivas acaban de recurrir la providencia del Juzgado que fija para este miércoles la entrega de los menores. La decisión judicial se produce a raíz de que el padre de los niños presentara el pasado viernes un escrito en el Juzgado reclamando la ejecución de la sentencia en la que se acordaba esta medida y pidiendo actuaciones urgentes para ello, dado que la madre no los había entregado en el plazo previsto, después de que la Audiencia de Granada rechazara su recurso.

Sin embargo, aún no se ha resuelto el recurso de queja presentado ante el Tribunal Supremo contra la sentencia que obliga a la inmediata restitución de los menores y por tanto no es firme. Se trata de un requisito necesario para ordenar la ejecución de la sentencia en los asuntos de familia, según ha precisado Francisca Granados.

"Agotar posibilidades en el marco de la ley"

"Ahora estamos en acción, vamos a luchar hasta el último momento y en el marco de la ley para agotar todas las posibilidades", avanza Granados, quien ha aludido a las "irregularidades e ilegalidades evidentes" que se han cometido en el proceso y ha advertido de que si "mañana por la tarde ese padre se lleva a los menores a esa isla en el Sur de Cerdeña, la respuesta inmediata será compleja".

Por ello, ha hecho un llamamiento a todas las autoridades competentes para que "se pongan del lado de Juana y procuren que no se produzca la salida".

El padre ha utilizado el procedimiento de la Convención de La Haya que "estima sustracción ilícita de menores cuando se trasladan de un lugar a otro país sin el consentimiento o autorización de uno de los progenitores".

No obstante, los representantes legales de Juana Rivas afirman que "hay excepciones por riesgo importante a nivel psicológico o físico, así como por situación intolerable", además de que en España los niños "están amparados por la Ley de Protección del Menor que los ampara como víctimas también de estos malos tratos".

Tras la rueda de prensa, el Ayuntamiento de Maracena ha promovido una concentración en apoyo a Juana en el Centro de la Mujer de esta localidad granadina.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión