Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Año sabático para el cura de Hospitalet acusado de hacer una misa homófoba

Custodio Ballester ha sido objeto de numerosas críticas en los últimos meses tras afirmar en una misa que la homosexualidad es "un pecado gravísimo".

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha apartado de sus funciones al polémico cura de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) Custodio Ballester concediéndole un "permiso de ausencia" para que se tome "un año sabático".

Ballester, rector de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Hospitalet, ha sido objeto de numerosas críticas en los últimos meses por sus declaraciones homófobas, tras afirmar en una misa que la homosexualidad es "un pecado gravísimo".

El pasado año, además, fue objeto de denuncia por dedicar una misa a la División Azul y llenar la iglesia de simbología fascista.

El Arzobispado de Barcelona ya anunció a finales de 2016 que tomaría medidas contra el cura Ballester por oficiar una misa en honor de la División Azul en la que se exhibieron enseñas franquistas y los asistentes alzaron el brazo en saludos fascistas. Sin embargo, el sacerdote continuó al frente de la parroquia y en junio volvió a desatar la polémica con una misa homófoba.

La Generalitat incluso abrió un expediente sancionador al párroco por sus manifestaciones y las remitió a la Fiscalía de Delitos de Odio por si constituían un delito.

El cardenal arzobispo Omella ha decidido ahora mover ficha y apartar a Ballester de sus funciones, concediéndole "permiso para un año sabático", según consta en el boletín de la archidiócesis.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión