Despliega el menú
Nacional

Un sabio, un ojeador y un captador, parte de la red que reclutaba para el Dáesh

En Mallorca ha habido cuatro detenciones: dos en Inca, una en Ariany y otra en Binissalem.

Una de las personas detenidas en Mallorca.
Una de las personas detenidas en Mallorca.
Efe

Un "sabio", un ojeador y un captador formaban parte de una organización de seis miembros muy radical, desarticulada este miércoles por la Policía Nacional, en colaboración con la alemana y la británica, y dedicada a adoctrinar y reclutar jóvenes afines al Dáesh para sumarse a sus filas en zonas de conflicto.

En algún caso lo habían conseguido, según ha señalado este miércoles el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras conocerse esta operación que se ha saldado con cuatro detenidos en Mallorca, uno en Alemania y otro (un imán salafista) en el Reino Unido.

Todos ellos son de nacionalidad marroquí salvo el arrestado en el país germano, un español aunque de origen marroquí, según han dicho fuentes de la investigación.

De las detenciones en Mallorca, dos se han llevado a cabo en Inca, una en Ariany y otra en Binissalem, donde su hermana sorprendida por el arresto de su hermano ha dicho que es una persona religiosa, que frecuenta la mezquita pero que es pacífico: "¿Cómo quieren que planee algo en el Ramadán?, ¿Cómo podría hacer algo malo en su hogar?", ha enfatizado.

Pero los investigadores tienen claro que la organización desarticulada tenía ramificaciones internacionales y elaboraba y difundía material audiovisual muy radical, además de organizar reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto.

Justificaban y enaltecían la yihad violenta apoyando públicamente acciones suicidas similares a las realizadas en Europa y actuaban bajo un compromiso férreo a la organización terrorista Dáesh.

Fue hace dos años cuando la Policía comenzó a sospechar tras detectar en una página web vídeos que mostraban el proceso de adoctrinamiento, captación y viaje a Siria de un joven musulmán residente en España.

Como promotor de la filmación se identificó a un imán salafista, detenido ahora en el Reino Unido y había viajado a Mallorca para dinamizar a un grupo, los cuatro arrestados en España, para ejercer funciones de captación, adoctrinamiento y radicalización en favor de Dáesh. Desde entonces se convirtió en su líder espiritual.

Por este motivo, los cuatro detenidos en Mallorca (todos ellos ya han sido trasladados en helicóptero hasta Madrid donde pasarán a disposición judicial de la Audiencia Nacional) habían multiplicado progresivamente su número de adeptos.

Lo mismo le ocurrió al arrestado en Alemania que considerada al imán salafista un referente espiritual e ideológico. Mantenía contacto con el resto de la organización y había participado en los vídeos propagandísticos elaborados por el grupo.

La polarización hacia el radicalismo más extremo, su total compromiso y adhesión con las directrices de Dáesh, la justificación de los procedimientos terroristas llevados a cabo por los actores solitarios en Europa y su predisposición para acometer la yihad violenta, propiciaron el desarrollo de esta compleja operación en España, Reino Unido y Alemania.

Un operativo coordinado entre policías europeas, "herramienta fundamental para combatir el Dáesh", en palabras del titular de Interior que ha reiterado su agradecimiento a la gran labor de los cuerpos de seguridad en materia de prevención e investigación contra el terrorismo.

Y ha añadido: "La sociedad española, consciente de que el peligro siempre está y el riesgo cero no existe, sabe que cuenta con servidores públicos cuidando de su seguridad".

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en la que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 178 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior, y a un total de 223 desde principios de 2015, según la nota oficial divulgada este miércoles.

Etiquetas
Comentarios