Despliega el menú
Nacional

Bárcenas no se sale del guión y se niega a informar de la financiación del PP

Ha sido el propio Bárcenas el que ha desinflado cualquier expectativa nada más llegar al Congreso anunciando que se acogería a su derecho a no declarar al estar implicado en dos procedimientos judiciales todavía pendientes.

El extesorero del PP, Luis Bárcenas.
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, este lunes en el Congreso.
Efe

Nadie esperaba que Luis Bárcenas fuera a desvelar algún detalle de la supuesta financiación irregular del PP o que implicara a Mariano Rajoy en el cobro de sobresueldos. En su comparecencia en el Congreso, el extesorero del PP no se ha salido del guión y se ha negado a responder a la mayoría de las preguntas. 

Ha sido el propio Bárcenas el que ha desinflado cualquier expectativa nada más llegar al Congreso anunciando que se acogería a su derecho a no declarar al estar implicado en dos procedimientos judiciales todavía pendientes.

Como mucho, se ha limitado a responder con tono retador a algún diputado para puntualizar afirmaciones personales que no ponían en peligro su defensa judicial.

Incluso se ha permitido criticar a los grupos parlamentarios por haber citado también a otros dos tesoreros del PP que, en el día de hoy, no tienen "capacidad mental" para comparecer en la comisión de investigación sobre la financiación del partido.

Un silencio que le han reprochado prácticamente todos los portavoces, aunque ha habido quien, como Joan Tardá, de ERC, ha llegado a reconocer que ha sido un error llamarle a comparecer, porque se podía sacar muy poco de su declaración.

Con estos mimbres, tampoco se han salido del guión los portavoces de los grupos que se han dedicado durante dos horas y media a denunciar la corrupción del PP y a implicar en este entramado al propio Bárcenas y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Abría el turno la diputada socialista Isabel Rodríguez, quien, ante la falta de respuesta de Bárcenas, ha acusado directamente a Rajoy de estar "desde el origen y hasta el último día" en la trama de financiación irregular del PP y de ser el "máximo responsable" de una "organización criminal".

Afirmación negada esta vez sí por Bárcenas, que ha recordado que ningún juez ha definido al PP como una organización criminal. "No es el juez, son ustedes los que dicen que son una organización criminal", ha señalado.

Rodríguez ha proseguido acusando a Rajoy de tener conocimiento de la existencia de la caja B, de recibir personalmente esos donativos y de haber llegado a un "pacto de silencio" con Bárcenas.

Pacto de silencio que ha denunciado también la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, la cual también ha conseguido sacar algunas palabras a Bárcenas para justificar el origen de su abultado patrimonio, al negar de forma tajante que se apropiara de cantidades de la caja B del PP.

"En ningún caso, ni con 300.000 ni con 8.000. Con cero euros. De fondos del partido no me he apropiado absolutamente de nada", ha garantizado el extesorero del PP, que ha contraatacado reprochando a Podemos los "fondos de Venezuela" y la regularización fiscal de su fundador Juan Carlos Monedero.

Bárcenas también ha protagonizado un tenso rifirrafe con el portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, que le ha acusado de hacer "mucho daño a España".

Cantó le ha recriminado el talante chulesco con el que ha acudido a la comisión o que, por momentos, mirara al suelo o al móvil en lugar de atender las preguntas que se le formulaban.

El extesorero del PP, molesto por la forma en que se le dirigía Cantó, ha terminado por contestarle con cierta irritación. "No actúe como si estuviese en una obra de teatro", le ha reprochado Bárcenas a Cantó, actor además de diputado, que le ha contestado en términos parecidos: "Ni usted como si estuviera en el salón de una película de vaqueros e indios".

Desde ERC, Joan Tardá ha pedido a Bárcenas que, al menos, pida perdón "por atentar contra la democracia" y contribuir a la financiación fraudulenta del PP.

"¿Por qué tengo yo que pedir perdón?", le ha espetado Bárcenas, recordando el caso del exconseller de Gobernación de la Generalitat Jordi Ausàs, de ERC, condenado a cuatro años de cárcel por contrabando de tabaco.

El PP, por su parte, ha renunciado al interrogatorio y se ha dedicado a atacar a la oposición por abrir una "causa general" contra el partido del Gobierno en un nueva Inquisición.

Sin mirar siquiera a Bárcenas, el portavoz adjunto Carlos Rojas ha reprochado al resto de partidos que se hayan puesto las "togas" sin ser jueces y ya hayan dictado sentencia sin esperar a los tribunales.

En esta misma línea, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha insistido en que su partido impugnará la comisión de investigación ante el Tribunal Constitucional por no haberse establecido límites temporales a la investigación.

La Mesa del Congreso verá mañana el segundo recurso presentado por el PP por este asunto y, si es rechazado, como es previsible, los "populares" acudirán inmediatamente al Constitucional.

Etiquetas
Comentarios