Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Puigdemont ve en "vía muerta" la negociación con Rajoy e inicia los pasos para convocar un referéndum en Cataluña

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya se ha reunido con los partidos que apoyan la votación.

El presidente catalán, Carles Puigdemont (c), junto al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (i) y la consellera de la Presidencia, Neus Munté
El presidente catalán, Carles Puigdemont (c), junto al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (i) y la consellera de la Presidencia, Neus Munté
EFE/Toni Albir

El Govern de Carles Puigdemont ha oficializado este lunes su predisposición a emprender la vía unilateral para cumplir su compromiso "irrenunciable" con el referéndum pese a no contar aún con el apoyo de Catalunya en Comú y ha denunciado el "menosprecio" del Gobierno.

La anunciada ausencia de los comunes ha marcado la cumbre soberanista celebrada en la tarde de este lunes en el Palau de la Generalitat, convocada por Puigdemont y que no ha servido para fijar la fecha y la pregunta del referéndum, sino para responder a la negativa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a abrir negociaciones para acordar una consulta sobre la independencia de Cataluña.

Además de Puigdemont se han sentado a la mesa el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, la consellera de la Presidencia, Neus Munté, el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, así como Jordi Turull y Lluís Llach (Junts pel Sí), Marta Pascal (PDeCAT), Marta Rovira (ERC), Anna Gabriel y Natàlia Sánchez (CUP), Albano Dante Fachin (Podem), Antoni Castellà (Demòcrates) y Alfons Palacios (MES).

Tras la reunión, la consellera de la Presidencia, Neus Munté, ha cargado contra el Gobierno por "menospreciar" el referéndum y "dar por muerta" una vía del diálogo que el ejecutivo catalán dice que aún mantiene abierta.

La reunión, ha dicho, ha servido simplemente para "intercambiar opiniones sobre la negativa formalizada por el Gobierno" y no para fijar fecha y pregunta del referéndum, algo para lo que el ejecutivo de Puigdemont se da entre una y dos semanas de margen.

Munté ha cargado duramente contra los comunes por lo que ha considerado una "chocante" ausencia en la cumbre y ha asegurado no entender las "excusas" de Catalunya en Comú y del grupo de Catalunya Sí Que Es Pot en el Parlament para no acudir.

El líder de Podem, Albano Dante Fachin, por su parte, ha trasladado a Puigdemont la necesidad de que el referéndum cuente con "garantías" y una movilización "masiva" y ha valorado que el Govern mantenga abierto el "diálogo transversal" dentro del Pacto Nacional por el Referéndum.

La diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel ha pedido al Govern "menos retórica y más concreción" del referéndum, mientras que el PDeCAT y ERC han coincidido en pedir que se fije ya "la fecha y la pregunta" y han criticado la ausencia de los comunes.

Desde Madrid, antes de la cumbre, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho ver "táctica electoral" en Puigdemont, que "está buscando la reacción de todos los demás para alimentar un victimismo que ya no cuela".

Mientras tanto, Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han mantenido una conversación telefónica en la que éste le ha garantizado que su partido estará en la defensa de la Constitución ante cualquier intento de romperla.

El portavoz parlamentario de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha afirmado que la cumbre por el referéndum es "otro engaño más" del Govern para "mantener vivo el proceso soberanista artificialmente", y ha acusado a Podemos de actuar como "muleta" del independentismo.

El presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha afirmado que la cumbre ha sido una mera "reunión de amiguitos", un encuentro con "los pirómanos de la política catalana", y ha augurado que las "putaditas" entre las fuerzas soberanistas irán a más.

Antes de la cumbre, el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, la ha tachado de "pérdida de tiempo" porque "todo el mundo sabe que un referéndum unilateral e ilegal no se puede hacer".

Previamente a la reunión, el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull, y el líder de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, han protagonizado un rifirrafe en Twitter.

Turull ha colgado una fotografía del líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, recibido por el Rey, y ha escrito: "Cuando te convoca el máximo representante de una institución, por cortesía vas, aprovechas y dices la tuya. Nada te obliga a ningún acuerdo".

"Jordi, vigila arrebatos demagógicos. Una cosa es un trámite protocolario y otra una reunión política que, por sí misma, cuestiona el Pacto Nacional por el Referéndum", ha replicado Rabell, a quien a su vez ha respondido Turull reprochando a los comunes que vayan a un encuentro con el Rey y no a la cita de Puigdemont.

Por su parte, desde Twitter, el movimiento liberal Lliures ha deplorado el pulso Generalitat-Estado: "Es muy triste ver cómo ambos gobiernos parecen encantados de mantener vivo y permanente el 'proceso' por interés partidista. Fraude al pueblo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión