Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Rajoy, sobre el referéndum catalán: "Ni quiero, ni me lo creo, ni se va a producir"

Ha insistido en que la Constitución no permite una operación política de estas características. "España va a seguir siendo España mal que le pese a alguno"

Rajoy, en la reunión del Círculo de Economía en Sitges
Rajoy, en la reunión del Círculo de Economía en Sitges
Efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado este sábado desde Cataluña de que el referéndum de independencia no solo no es negociable, sino que no se celebrará bajo su mandato: "Ni quiero, ni me lo creo, ni siendo yo presidente se va a producir".

Rajoy ha defendido que "España va a seguir siendo España mal que le pese a alguno", en clara alusión a la posibilidad de un referéndum independentista en Cataluña.

Rajoy ha realizado estas declaraciones durante la clausura esta tarde en Inca del XII Congreso Insular del PP de Mallorca, que ha reelegido como presidente a Jeroni Salom, único candidato.

El presidente se ha referido también a la moción de censura en su contra de Podemos, para la que hay dos posibilidades.

Y ha dicho: "Que la gane el que me la puso, en cuyo caso él sería presidente de Gobierno, y que no la gane, en cuyo caso tendría que seguir yo, apostaremos por la segunda como es natural", ha afirmado.

Rajoy ha deseado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se puedan aprobar este año porque "ello va a repercutir en una mejora de la economía general" de España. "En eso estamos trabajando", ha insistido.

Y para lograr su aprobación necesita 176 votos en el Congreso en lugar de los 175 actuales. "Habrá que trabajar con finura e inteligencia", ha apuntado el presidente.

Rajoy

En la clausura de las sesiones de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía, ha insistido en que la Constitución no permite una operación política de estas características, y ha asegurado que la independencia de Cataluña tendría "consecuencias traumáticas" para los catalanes.

Rajoy ha cargado contra la ley de 'desconexión' que preparan los soberanistas, a los que ha acusado de querer liquidar la soberanía y la unidad nacional en un solo día, y ha lamentado que el actual gobierno catalán tenga como socios de proyecto "a los extremistas de la CUP".

"No es un país corrupto"

Por otro lado, Rajoy ha defendido este sábado las medidas que se están tomando para acabar con la corrupción y ha rechazado que se hable de España como un país corrupto: "Este no es un país corrupto".

"Hay que combatir la corrupción pero no hay que apuntarse a decir que este es un país corrupto", ha asegurado en el discurso de clausura de las sesiones del Círculo de Economía celebradas en Sitges.

El presidente, a quien ha precedido el presidente del Círculo, Juan José Brugera, ha asegurado que "la inmensa mayoría de las personas que se dedican a la vida pública son honradas y decentes", y que hay miles de cargos públicos, sobre todo en pequeños ayuntamientos, que desempeñan su trabajo sin cobrar del erario público.

Es por ello que ha criticado que en un estado democrático como es España pese una sombra de sospecha sobre la presunción de inocencia que algunos, ha dicho, sustituyen por "presunción de culpabilidad".

La corrupción es, según Rajoy, una cuestión triste y desgraciada que hay que abordar no sólo con castigos para los culpables sino también haciendo "un esfuerzo para que en el futuro no se produzca".

Así, ha puesto como ejemplo los mejores medios para que la Fiscalía y la justicia pueda investigar los casos y ha celebrado que se haya reformado la ley sancionadora para que los delitos tengan un mayor plazo de prescripción.

Rajoy ha clausurado la XXXIII Reunión anual, patrocinada por Indra, CaixaBank y KPMG, que inauguró el jueves el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión