Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Javier Fernández no optará a la reelección como líder del PSOE asturiano

Una decisión que, según ha asegurado, no ha estado influenciada "para nada" por el resultado de las primarias.

Javier Fernández.
Javier Fernández este sábado

El secretario general de la FSA y presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, no optará de nuevo a la Secretaría General del partido en Asturias, una decisión que, según ha asegurado, no ha estado influenciada "para nada" por el resultado de las primarias.

Fernández ha hecho estas afirmaciones en rueda de prensa tras anunciar a la Comisión Ejecutiva de la FSA-PSOE su decisión de no optar de nuevo al cargo en el Congreso regional previsto para el próximo mes de septiembre tras casi 17 años en el cargo.

Según el dirigente socialista, dicha decisión "estaba tomada previamente" y así lo había comunicado a su círculo más cercano con lo que la victoria "clara y nítida" de Pedro Sánchez únicamente sirvió para "ratificar" su idea de no concurrir como candidato al próximo Congreso de los socialistas asturianos.

Su iniciativa, ha apuntado, pretende también contribuir a colocar al partido "a disposición de lo que va a ser su nueva dirección" de una formación política que arrastra "una evidente división" y que requerirá de la ayuda de toda la organización para recuperar "la sintonía y la concordia".

Tras recordar que aún le quedan dos años de mandato al frente del Gobierno asturiano, Fernández ha reclamado de la futura dirección regional del partido un comportamiento como el que él tuvo como secretario general con el Ejecutivo que presidía Vicente Álvarez Areces en un momento también "de división muy profunda" que "con ayuda de todos" consiguieron superar.

En este sentido, ha señalado que las actuales discrepancias en el PSOE "tienen solución" al igual que las tuvieron las existentes en la FSA cuando se puso al frente de la organización tras ganar un Congreso al denominado sector 'renovador' por un "exiguo" margen.

Respecto al futuro Congreso regional de su partido, ha asegurado que no sabe "si es bueno o malo" que haya una única candidatura o que varios dirigentes se postulen para reemplazarlo y ha insistido en que, tras su primera victoria, y con la colaboración del resto de responsables de la FSA-PSOE para contribuir "a la tranquilidad" logró amplias mayorías para seguir al frente de la organización.

No obstante, ha recordado a la futura dirección del PSOE asturiano que le quedan dos años como presidente y que aspira a tener con la Ejecutiva una relación como la que él mantuvo con el entonces presidente Vicente Álvarez Areces, líder del sector al que se había enfrentado en el Congreso en el que fue elegido.

Así, ha incidido en que al contrario de lo que habitual en el resto de federaciones, en Asturias tradicionalmente el secretario general no simultaneaba su cargo con el de presidente y que él "rompió esa tradición o esa lógica".

"Con Areces hubo acuerdos, sintonía, negociación y relación fluida y espero lo mismo ahora que voy a estar en la situación inversa a la de hace unos años", ha apuntado tras confesar que su decisión de dejar de liderar el PSOE asturiano no está "exenta de tristeza" tras un periodo de diecisiete años.

Según Fernández, aunque tras un mandato tan largo "uno acabe creyendo que esto no se termina" al final tiene que terminarse "y es bueno para la organización y para él mismo que, en tono irónico, ha preferido dejar para la interpretación de los periodistas si su sonrisa al anunciar esta decisión le hacía sentirse liberado.

"¿Liberado?..si ésa es su apreciación, no la voy a discutir, lo que sí me siento es responsable", ha puntualizado. El dirigente socialista ya había anunciado que esta sería su última legislatura al frente del Ejecutivo que preside desde 2012 tras llegar a la Secretaría General en 2000 en un Congreso en el que, con el respaldo del sector 'guerrista' nucleado en torno al sindicato minero SOMA-UGT, ahora aliado con Pedro Sánchez.

Su nombramiento como presidente de la gestora y su apoyo a la decisión del Comité Federal celebrado por el PSOE en octubre de 2016 que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y con la posterior abstención de los socialistas en la investidura de Mariano Rajoy reabrió las discrepancias en el seno de la FSA

Pese a que públicamente no se pronunció a favor de ninguno de los candidatos que optaron a las primarias, todos los miembros de su gabinete -salvo uno, el consejero de Empleo, Francisco Blanco, dimitido este jueves- así como los restantes diputados autonómicos respaldaron a Susana Díaz de cara a las primarias. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión