Despliega el menú
Nacional

Decepción de Díaz, enfado de Simón y dolor de Ureña al terminar la corrida

Curro Díaz y López Simón se marchaban de la plaza con claro gesto de decepción y enfado, respectivamente, por "las pocas opciones" de triunfo, que dijo el primero, y por la "actitud" de cierto sector del tendido, que señaló el otro.

Muletazo de Curro Díaz al cuarto de la tarde.
Puerta Grande para Curro Díaz en el cierre de San Jorge
Toni Galán

Los dos protagonistas, en lo negativo, de la tarde de este lunes en Las Ventas, Curro Díaz y López Simón se marchaban de la plaza con claro gesto de decepción y enfado, respectivamente, por "las pocas opciones" de triunfo, que dijo el primero, y por la "actitud" de cierto sector del tendido, que señaló el otro.

"Por mucho que digan creo que ninguno de los dos de mi lote han sido claros para el triunfo. En Madrid se necesita otra cosa, y hoy, le pese a quien le pese, no lo he tenido", declaraba el linarense Curro Díaz al finalizar el festejo.

Más tajante fue López Simón, que tras las críticas y censuras de los más exigentes, reconocía que: "¿Para qué voy a decir nada? Si aquí se haga lo que se haga siempre le sacan un pero. Los que lo han visto por la televisión, que saquen sus conclusiones. Me voy con una sensación muy negra".

Por último, Paco Ureña se quejaba también de cierta falta de criterio o consideración de un palco que no devolvió a un toro, su primero, que, a su parecer, "estaba reparado de la vista".

"No veía nada, y así es imposible. Como lo es que no haya habido un criterio lógico para devolverlo. Si no hay toro, nos cargamos esto", decía. Del quinto, que le propinó un tremendo porrazo en la rodilla, aseguraba, asimismo, que "no ha tenido prácticamente nada dentro"; y sobre el golpe en la rodilla: "Ahora mismo me duele muchísimo. Vamos ahora a que me hagan pruebas. Ojalá quede todo en el golpe", concluía.

Etiquetas
Comentarios