Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El presidente de El Corte Inglés, citado a declarar como testigo por la demanda de Ceslar

Dimas Gimeno declarará el 6 de marzo por la expulsión de la Corporación Ceslar del Consejo de Administración del grupo.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ayer en Madrid.
El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.
J. C. H./efe

El titular del Juzgado Mercantil numero 1 de Madrid ha citado a declarar el 6 de marzo como testigo al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, en el proceso abierto después de que Corporación Ceslar interpusiera una demanda para impugnar su expulsión del Consejo de Administración del grupo.

Junto a Gimeno, también deberán comparecer en el juzgado, a petición de Ceslar, los consejeros Leopoldo del Nogal y Florencio Lasaga, así como Juan Hermoso Armada, que abandonó el máximo órgano de dirección de la compañía de distribución el pasado mes de noviembre, han confirmado este martes fuentes jurídicas.

Según adelanta 'El Confidencial', la citación llega después de que hayan resultado infructuosas las negociaciones mantenidas para lograr un acuerdo entre ambas partes.

En enero del año pasado, el juez desestimó la petición de Ceslar, dueña del 9,001% de El Corte Inglés, de volver de manera cautelar al Consejo de Administración del que fue expulsado en agosto de 2015 por, supuestamente, revelar información confidencial del grupo.

El juez consideró acreditado que Ceslar infringió sus deberes de lealtad comunicando a terceros datos, informes o antecedentes a los que tuvo acceso en el desempeño de su cargo sin exigencia ni habilitación legal alguna" y que la Junta reaccionó frente a dicha actuación disponiendo el "cese" del consejero infractor.

La corporación estaba representada en el Consejo por Carlota Areces, hija de Luis Areces -hermano del fundador del grupo Ramón Areces- y contraria a la operación que dio entrada en la compañía al jeque catarí Hamad Bin Jasim Bin Jaber Al Zani.

La Junta de El Corte Inglés aprobó expulsar del consejo a Carlota Areces a petición del propio consejo, que decidió apartarla por incumplir sus deberes legales como administrador, como, por ejemplo, revelar detalles del acta de la reunión en la que se aprobó el acuerdo con el catarí.

En junio de 2015, El Corte Inglés firmó un contrato de préstamo con Primefin, sociedad con sede en Luxemburgo creada por el inversor catarí, que, posteriormente, logró un puesto en el consejo del grupo de distribución.

En virtud del acuerdo, Primefin otorgó a la compañía española un préstamo de 1.000 millones a 3 años, con un interés anual del 5,25 %, obligatoriamente convertible en acciones que la compañía tiene en autocartera.

Así, al final del periodo el inversor recibirá como mínimo el 12,25% de la compañía, aunque este porcentaje se elevaría hasta el 13,25% si el Corte Inglés no cumple con los objetivos marcados en un plan de negocio.

En un informe sobre la operación, Morgan Stanley la calificó de "razonable" desde el punto de vista financiero y señaló que la transacción suponía valorar El Corte Inglés entre 6.132 y 7.914 millones de euros, dependiendo del porcentaje que finalmente controle el jeque catarí.

Según Corporación Ceslar, esta valoración es muy baja, máxime si se tiene en cuenta que incluso es inferior a los recursos propios del grupo (unos 9.000 millones) y perjudica los intereses de los accionistas minoritarios.

Para apoyar dicha afirmación, Ceslar encargó a Neila Capital una tasación de El Corte Inglés que, según esa gestora de patrimonios, se sitúa entre 14.800 y 16.400 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión