Despliega el menú
Nacional

Hospitalizada la madre de Asunta por ingerir pastillas en la prisión

Según fuentes de Instituciones Penitenciarias se trata de una reacción al tratamiento que estaba siguiendo por prescripción médica.

Rosario Porto en los juzgados de Santiago
Imagen de archivo de Rosario Porto, la madre de Asunta, en los juzgados de Santiago.
EFE

Rosario Porto, condenada a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija Asunta Basterra, ha sido trasladada desde la prisión de Teixeiro (A Coruña) hasta un hospital después de ingerir unas pastillas que toma por prescripción médica, aunque su vida no corre peligro.

Tras encontrar a la interna a primera hora de la mañana de este viernes "en estado de seminconsciencia" en su celda y atenderla los médicos del centro penitenciario de Teixeiro, la han trasladado al hospital "sin ningún riesgo vital" y donde ahora se encuentra "en observación".

El ingreso se ha producido por una "mala reacción" al tratamiento médico que sigue, según han precisado fuentes de Instituciones Penitenciarias, que han señalado también que "no parece la forma habitual de intento de suicidio".

Coincide con el día en Porto que iba a ser trasladada de prisión, para cumplir condena en la de A Lama, en Pontevedra, un procedimiento habitual en estos casos una vez que la condena es firme

Rosario Porto fue condenada junto con Alfonso Basterra a 18 años de cárcel por el asesinato de Asunta, su hija adoptiva de 12 años.

En marzo de 2016 el tribunal gallego desestimó los recursos de los padres de la pequeña, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el 22 de septiembre de 2013 en una cuneta en Teo, un municipio cercano a Santiago de Compostela.

Durante el juicio celebrado en octubre de 2015, quedaron acreditados los episodios depresivos de Porto, que llegó a admitir que había comprado en varias ocasiones Orfidal, un medicamento tranquilizante ansiolítico, para hacer frente a su estado depresivo y no para suministrárselo a la pequeña.

Sin embargo, la justicia consideró probado que el matrimonio administró durante varios días sedantes a la pequeña antes de asfixiarla.

Etiquetas
Comentarios